El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

26 octubre, 2005

Contramanifiesto

Queda inaugurada la opción chicanera con este entrañable gesto (que nos recuerda el untuoso corte que tuvimos ocasión de degustar el domingo próximo pasado). Paso a explicar:
¿En qué habíamos quedado? ¿Cómo que sin objetivo? Okey: el producto excede al proceso, y una cosa es lo que el autor tiene en la cabeza al engendrar sus obras, y otra muy diferente es lo que hay en la obra del caso (por no hablar de las interpretaciones de las que es susceptible, que puede o no ser lo mismo que lo que hubiera en la obra, de acuerdo a qué campanas atruenen en nuestros oidos). Pero les recuerdo que el desideratum primigenio que instó a fungir este espacio (por ponerle un nombre) era bien claro: queremos empezar a legitimarnos. Para lo cuál conviene hacernos, al menos, mínimamente conocidos. Quizás convenga, verbigracia, ser reputado y celebrado por las personas adecuadas (pero esto se verá, porque esas personas podemos llegar a ser nosotros mismos, depende qué necesitemos a futuro). La construcción de ESTO (designación quizás más imprecisa que ‘este espacio’, pero posiblemente más certera –todo lo certera que podríamos conseguir en el mercado filosófico) es una módica contribución a esa fin –pero no es sólo otro ladrillo en la pared, sino que es un ladrillo, si no necesario (¿qué lo es, al cabo?) al menos conveniente.
Más información, pues la brindada a estas alturas es por decir poco, escasa. No somos meros contertulios. Tenemos (esto es lo sustancial) veleidades literarias. Somos incipientes o noveles autores y críticos. Este subconjunto de la comunidad contertulia susomentada es el responsable (a esta altura de los acontecimientos) de estas páginas. Así que no escasearán, en ESTO mismo, cuentos, fragmentos de novelas, críticas, comentarios variopintos y abigarrados, por qué no poemas poemitas y poemastros, dictums de inspiración pessoana o pessotista y demás subproductos de esta calaña (no me decidía entre lo que puse y ‘otras yerbas de esa índole’, y este es un medio artero e infantil de no optar).
Qué más... ah: un último detalle. ¿Queremos que nos conozcan? Algunos no se deciden. Otros se deciden por la negativa, otros terceros no entendieron el modo más eficaz de jugar este juego, o descansan en nosotros, los cuartos, que jugamos de esta otra (cuarta) manera. Se firma con el nombre. (Por lo menos a la larga, ¿no les parece?) ¿Qué preferís, que tu libro sea atribuido a Zedi Cioso? Yo no.

Matías Pailos

3 Comentarios:

Blogger Cobiñas dijo...

Hola Matías, ya que hablamos de nombres: ¿algo que ver con Federico Pailos?

27/10/05 00:15  
Blogger El Mate Tuerto dijo...

Y ya que hablamos de inspiración pessoana, o pessotista, ¿A quién atribuir los poemas de Ricardo Reis, de Álvaro de Campos, de Alberto Caeiro, de...?
Dejame jugar tranquilo el juego de las subjetividades.

Zedi Cioso

28/10/05 00:02  
Anonymous Federico Matías Pailos dijo...

!Eso, eso!

Federico Matías Pailos

31/12/05 16:41  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal