El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

06 febrero, 2009

La música del desierto

Vuelvo a casa tarde, pasadas las once, pero igual me empecino en cocinar el pollo que dejé descongelándose al mediodía. Gajes del oficio del soltero. Mientras arrojo la bandeja al horno y me dispongo a pelar las papas para el puré, activo en la compu el disco Aman Iman de Tinariwen, una banda insignia de las tribus Tuaregs, habitantes del desierto de Mali y nuevas estrellas de ese capricho global llamado world music. Mientras arraso con las cáscaras mi casa se transforma en un fogón subsahariano: una elegante guitarra eléctrica al frente acompañada por un inconfundible sonido “a tribu africana”, estrofas cantadas en un idioma que me es totalmente ajeno y que suena a dialecto ancestral y coros que recuerdan a toda una comunidad cantando y bailando alrededor del fuego en el crepúsculo inmemorial de la humanidad. Todo esto me recuerda la noche que pasé en el desierto. Estaba en plan “viaje subsidiado para judíos pobres” y nos llevaron al desierto del Néguev, al sur de Israel, para que conociéramos a una auténtica tribu de Beduinos. Fue una experiencia ciento por ciento turística, es decir, fraudulenta y propensa al simulacro. Apenas llegamos nos recibieron con unos tés que pelaban y nos sacaron a dar una vuelta a la calesita en camello. Después de la rondita sobre los dromedarios nos instalaron en unas carpas gigantescas y nos sirvieron a cuerpo de rey unas abigarradas bandejas repletas de manjares que devoramos sobre comodísimas alfombras persas cuyo único inconveniente, al momento de retirar los platos y disponernos a dormir, fue que estaban llenas de polvo y me provocaban alergia. ¿Y cómo fue esa noche en el desierto? Pues bien, llovió. Sí, llovió a cántaros, diluvió. Los beduinos lanzaban invocaciones al cielo y decían que aquel fenómeno apenas se daba un par de veces al año. Ahora bien, en mis pagos llueve cada dos por tres, habría preferido una noche común y corriente en el desierto en la que me fuera dado salir de la carpa, asomarme al cielo plagado de estrellas y fumar tranquilo en lugar de estar escuchando el estrépito de los truenos y sufriendo las innumerables goteras de la carpa que hacía agua por todos lados y no es para menos ¡si era una carpa diseñada para el desierto! Ahora que mi hermano está por allá usufructuando la misma treta (somos pobres pero no boludos) me pregunto si él también será llevado ante los beduinos para que le monten su show y si podrá gozar de una auténtica noche en el desierto, una noche en la que el desierto cumpla con su palabra y no devenga vergel. Mientras tanto, mi casa, al calor del horno donde se dora el pollo, ya ha alcanzado una temperatura digna del Sahara al mediodía. Escapando de estos repentinos calores, me refugio en mi balcón, que me regala una amplia vista del cielo porteño. Miro el cielo y pienso, embobado, si será el mismo cielo que miran ahora los Tinariwen en el medio del desierto de Mali mientras entonan sus canciones pop rituales, aunque probablemente estén bajo el aire acondicionado de la oficina de una compañía multinacional firmando contrato para su nuevo disco.

(...) En mi tierra no hay pastos para las vacas y las cabras
Es un país para la camella y su camellito
En el Teneré al norte de Ebouss
No hay nada
Ni un árbol, ni una brizna de hierba
Y siempre hace calor (...)

Mano Dayak (del álbum Aman Iman)

Ariel Idez

Etiquetas:

25 Comentarios:

Blogger julieta dijo...

lindo relato, ariel. hay como un dejo de melancolía que lo recorre tranquilamente. muy lindo. se extrañaban tus posts.

6/2/09 13:06  
Anonymous Ariel Idez dijo...

Gracias Julieta, es cierto que no estoy muy posteador ultimamente pero hay que suplir como se pueda la ausencia del benemérito Pailos quien, a propósito, también tendrá su experiencia en el desierto chileno, si es que cumple con lo que prometió al partir...
Besos

7/2/09 00:13  
Anonymous p. de pau dijo...

En mis vacas, en los dos lugares mas espectaculares que estuve, quedé entrampada en situaciones propias de turista japonés: llego, saco foto y me voy.

Pareciera que ciertos lugares están condenados a ser visitados así, a menos que uno tenga muuucha plata y tiempo para llegar de otra manera.
Y al final nos queda el recuerdo de lugares quizás un poco menos impactantes pero en los que pudo ser verdadero el encuentro.

saludos,

7/2/09 11:26  
Blogger Salgado Boza dijo...

hoy mismo estuvo el par almorzando un abundante almuerzo conmigo en casa de mi novia, luego de que anoche nos emborracháramos ligeramente en un bar de avenida Brasil en el centro de Santiago de Shile.
hay fotografías de todo. incluso del playmobil viajero de Facundo al lado de Goku.
qué tipos más educados.
mañana parten a La Serena, al mediodía. y seguirán comiendo rico.
aprendieron un par del argot santiaguino.
pero todo esto será publicado acá mismo, apenas lo tenga listo.

te extrañé Idez.

8/2/09 01:24  
Anonymous Ariel Idez dijo...

Hola Pau, ¿no será al revés? ¿No será mejor no tener nada de plata (sí todo el tiempo a nuestra disposición) viajar por viajar, sin plazos, sin programas, sin itinerario previo, sin destino, como esos dos argonautas de la carretera, Sal Paradise y Dean Moriarty?

Besos y siempre un placer tenerla, como lectora privilegiada.

9/2/09 10:34  
Anonymous Ariel Idez dijo...

Hola Salgado! A mí también me duele no haber estado ahí, pero mi calendario laboral no coincide con el de casi nadie en este mundo, incluídos Matías y Playmobil, aunque no faltará oportunidad de yo allá o ud acá, ya dinamitaremos ese cordón montañoso. De más está decir que espero con ansias su versión de los hechos, foto de Goku y Playmobil viajero incluída.

Abrazos transcordilleranos

9/2/09 10:38  
Anonymous Anónimo dijo...

Idez:
Lo he leído con atención desde antes y después de su metamorfosis nominal y, si el desobediente Pailos es su Max Brod, quizás el día de mañana, en la agonía que preceda a su muerte (la suya, Idez), pueda mandarlo a eliminar todos los relatos que haya usted escrito; acaso cumpliría así, usted también, su poético destino.

9/2/09 10:46  
Anonymous Nacho dijo...

Ariel, un relato excelente. Música, Calor, Desierto, Calor, Música.
Dejo mis saludos a don Pailos y Playmobil en caso que lean esto.
A la vuelta nos juntamos a cambiar anécdotas de viaje.
Abrazo

9/2/09 15:37  
Anonymous Ariel Idez dijo...

Estimado anónimo, en efecto, yo le daría ese recado a Pailos, ¡a condición de que lo desobedezca igual que Max Brod! Lamentablemente no tengo que hacer esfuerzo alguno para evitar ser publicado, de eso ya se encargan los editores.
Saludos

Gracias Nacho, ojalá Pailos y Playmobil nos lean desde el desierto de Atacama.
Abrazo

9/2/09 23:25  
Blogger Cece dijo...

5:50 am ya van 3 tazas de te de tilo, un melatol, y otras yerbas y sigo desvelada. Voy a ver si escribiendo un comment me da sueño...

Qué buen tema el desierto para evocar lo inhóspito y al mismo tiempo, íntimo. No, no voy a citar a Benjamin cuando dice que la única forma de conocer una ciudad es perderse en ella, no. Pero si en el desierto no hay mapas de calles posibles y los únicos recovecos son los de nuestra interioridad, practicando cierta introspección contemplativa se puede acceder a alguna experiencia del tercer tipo. Una tarde, alguien puso música africana, yo estaba mirando las dunas; y el canto de los niñitos me abrió a una experiencia que parecía cinematográfica "el cine es una mirada subjetiva", esto que es obvio, yo lo estaba experimentando como certeza, y al mismo tiempo me sentía inmersa en ese mundo ficcional. Claro que no faltan, para las sensibilidades más curtidas, el peyote o el san pedrito, si estamos pisando un desierto americano y uno va en busca de revelaciones de peso. Pero con un contingente de japoneses sacando fotos se complica. Y con un chaparrón nocturno, bueno, eso es el colmo. En esos casos habrá que redoblar la dosis (de paciencia).

Hay una obra de un grupo de artistas visuales de los noventa -ArDetroy- que trata sobre la experiencia contemplativa, se llama "Un acto de intesidad" es una instalación, en varios paneles, donde se proyectaban distintos fragmentos de la filmación que hicieron en el salar de Uyuni. En Youtube está subida en tres partes. Sobre el título linkee la tercera parte.

Y ahora se me pegó la letra de 22:33 de Bochatón (con esto tampoco voy a poder pegar un ojo) esa que dice llevame al desierto,
llevame, llevame
que debés estar ahi

Chau, los dejo a las 6:25

10/2/09 06:27  
Anonymous Ariel Idez dijo...

Muchas Gracias, Cece, especialmente por traer al gran Bocha a colación. Recuerdo la primera vez que escuché esa canción, era tan hermosa que, como dicen los libros "mis oídos no daban crédito". Cito de memoria "Píntame los labios/hazme sonreír/bésame en la boca/pasa un año junto a mí" Toda una declaración.
¿Conté alguna vez que FB vivía a escasas cuadras de la casa de Pailos?
¿Conté del día que Pailos y yo fuimos a entrevistarlo y fue la más desastrosa y la mejor entrevista de nuestras vidas?
Algún día lo contaré.
Espero que haya conciliado el sueño.

11/2/09 10:28  
Blogger Cece dijo...

Ah! me pregunto porqué no estaba enterada de semejante approach bochatonesco, la respuesta debe estar en la anécdota misma. Pero ya que estamos en tren de confesiones, déjeme que le cuente que yo pisé el mismísimo lugar donde nuestro Bocha le reza a su propio dios. Sí, uno de una religión cuyo nombre no me acuerdo ahora. Fue en la casa de un millonario que compartía el mismo credo-loco y tenía una habitación exclusiva para honrar a su dios; vio cómo son los millonarios. Enterados de mi devoción por el Bocha, me facilitaron al instante su nro. y me desafiaron a que lo llame, cosa que por supuesto no hice; una, porque soy una dama; y dos, porque... no sabía qué decirle.

Espero que uds hayan podido sacarle tema de conversación.

Saludos!

11/2/09 23:23  
Anonymous carolina pé dijo...

Buen relato!
Y q lugar tan particular el desierto, aunque como le dicen con un contingente de japoneses sacando fotos se trastorna bastante la experinecia no?

Y me gustaría fumar mirando el cielo en el desierto. Caminar, gritar, callar puffs viene demasiado a mi imaginación!

Saludos

12/2/09 05:14  
Anonymous Mary Poppins dijo...

hacia mucho que no pasaba , ahora recuerdo lo bien que escribis me encanto "...propenso al simulacro"

hay un relato tuyo de unos hermanos del anio pasado que se ahogaban me lo dejas el link en mi blog si podes. Estoy a mil y dp. me olvido de entrar

Saludos desde Espania

12/2/09 09:34  
Anonymous Tonks dijo...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

12/2/09 17:55  
Blogger Cece dijo...

Tonks! que comentario tan pUnk; y aparte tiene tanto que ver con la aridez del desierto... "necesito que me amen!!!" con tres signitos de admiración, lo más conmovedor que leí en un blog. Lo juro.
A los trenes que pasan hay que tirarles piedritas. Lo aprendí en excursión al conurbano.
Y no se aflija ¿quiere que le pase el tel. de bochatón?

12/2/09 20:32  
Anonymous AI dijo...

Qué raro eso de la religión con Dios privado, Cece. ¿Será la Cientología? ¿El amigo del Bocha será Tom Cruise? Hay un tema de FB que, premonitoriamente termina con el punch line: "hace dos horas que estoy llorando/voy a llamar". Nosotros le sacamos tema pero igual nos costó bastante hasta que la entrevista tuvo una suerte de punto de quiebre y pico de tensión y a partir de ahí todo fluyó pero no voy a adelantar la historia, así me quedan ganas de contarla (o transcribir la entrevista desgrabada, otra opción). Sólo diré que aquella fue una tarde inolvidable.
Saludos

13/2/09 01:46  
Anonymous Ai dijo...

Gracias Carolina, me alegra que le haya gustado, es verdad que el desierto da para muchas cosas, está tan vacío que en realidad da para todo. En cuanto al extravío benjaminiano para conocer una ciudad y la incapacidad para perderse en el Desierto pienso que tal vez sea justamente la oportunidad de perderse dentro de uno mismo.
Saludos

13/2/09 01:49  
Anonymous AI dijo...

Hola Mary, que bueno tenerla de vuelta por acá. Varias curiosidades respecto al relato que me pide: alguien mencionaba mi metamorfosis nominal y justamente ese fue el último post que publiqué como Zedi Cioso, otra, que se llama los hermanos y usted me saluda desde España y en dos días mi propio hermano viaja para allá. Todo este largo prolegómeno para estirar el momento de largar el link, voilá le link: http://matetuerto.blogspot.com/2008/01/los-hermanos.html
Saludos

Tonks, qué declaración! Como diría Fassbinder: "Solo quiero que me amen" (y no como un amigo grosero que lo parafraseaba al churrete cuando azuzaba "¡solo quiero que me mamen!"
Ojalá que encuentre al hombre de su vida, yo no desdeñaría el TE del Bocha. Saludos

13/2/09 01:57  
Blogger Bruja dijo...

hola Al. Yo soy Tonks, la bruja y obviamente para los que me conocen (pero no tan obvio para muchos) no escribi ese desagradable comentario. Y si, tiene razon la chota envidiosa esta que escribe cosas a mi nombre: soy re grasa y escribo muy mal, por eso cerré mi blog y ahora me dedico a cultivar marihuana para luego fumármela, y por suerte dos de las cuatro semillas de mi germinacion prendieron.
Se equivoca en el asunto de que soy una morocha re diosa y quiero que me amen. Ni lo primero ni lo segundo, y ahi si puedo combinar a la perfección con la aridez que invoca este post. El amor para mi es una grasada mayúscula y me tiene sin cuidado.
Y por ultimo el tema del aborto, no se, yo soy una maquina de tener hijos. Me los han hecho de todos los colores. Si alguien conoce algun metodo anticonceptivo que me explique. Pero no te metas con mis hijas, bobita porque el dia que te descubra te voy a hacer comer los dientes como granitos de maiz.

Besos, mates. Siguen siempre tan gustosos.
Y si pueden borrenlo al comentario choto este. Sino, todo bien.

13/2/09 04:42  
Blogger Cece dijo...

Positivo, me refería a la Cientología.
Negativo, podría ser Tom Cruise, pero ay... no es.
Negativo, ni aunque me tome dos pastillas celestes llamaría al Bocha (prefiero que me llame él).

Me parece que el comentario de Tonks vale por sí mismo. Pero si fue para injuriar a Bruja, no permitamos que semejante impostor nos quite el sueño. Por lo demás, el que tenga vocación policíaca puede suscribir su blog al Sitemeter, ahi sale clarito clarito el IP de cada comment.

13/2/09 12:20  
Anonymous AI dijo...

Listo, ya eliminamos el comentario, no nos gustan los cobardes que amparados en el anonimato de la web se hacen pasar por otra persona para ensuciarla.
Bruja, échele un conjuro, hágale un gualicho.
Saludos

14/2/09 01:02  
Anonymous AI dijo...

¿En serio era la Cientología? No tenía idea de que tenía adeptos en el Argentina, aunque nuestro bendito país da para todo. ¿Y el Bocha es feligrés de esa iglesia? ¿Se cae un ídolo? (Nah, al Bocha le perdonamos todo, aunque debería dejar de abusar de las pastillas del color que sean)
Saludos Cece.

14/2/09 01:04  
Blogger Cece dijo...

No, no. Me apuntan que no era la cientología, aunque suena parecido. Estoy tratando de averiguar cuál era.

Saludos!

15/2/09 20:07  
Anonymous Ai dijo...

Esperamos entonces ese dato para hacernos adeptos a la religión que nos hará millonarios (o al menos compartir un momento místico con ellos)

18/2/09 00:06  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal