El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

02 agosto, 2006

Doble doble

Hablemos de amistades. Hablemos de lo que se puede pescar en la blogósfera si uno tiene suerte, la carnada aleatoria es adecuada, si el pez está dispuesto a ser pescado. Hablemos de mi, entonces. Uno mismo, el único tema de interés para una persona decente. (Si mal no recuerdo, debemos esa tesis al hombre del subsuelo dostoievskiano.) Consigo un blog: éste blog. Posteo, posteo, posteo. Llegado un punto, ya no sé de qué escribir. Y entonces aparece, providencial, una nota en Perfil en la que se sostiene que Asís es mejor que Gombrowicz. Albricias: ya tengo tema. Responder pavlovianamente a ese tipo de provocaciones es una berretada. Pero, ¿qué quieren? Estaba desesperado. El primer comentario paga toda mi participación en este medio. Es de mi virtual amigo Rodrigo Salgado Boza, a quien nunca vi, recordando a Witoldo levantando en gesto imprecador el brazo por los aires, desde la rada, sobre la cubierta del barco en el que abandonará definitivamente Argentina, dando un último consejo a sus jóvenes amigos americanos: Maten a Borges. Suficiente. Suficiente para que Cioso y yo mismo quisiéramos saber, concupiscentemente, quién había pergeñado esa nueva aparición de una vieja anécdota. Así conocimos su blog, y por su interpósita persona, a su amigo Gonzalo Hernández. Y Cioso me hace notar: me asusté (me dijo): son como una réplica de nosotros. Por primera vez reparo en las coincidencias del dúo chileno (RSB y GH son chilenos; nosotros solo somos transcordilleranos) con el propio dúo argentino que Cioso y yo conformamos. Dos amigos, bastante común. Dos amigos con ínfulas de escritor, menos común. Dos lectores devotos de Bolaño. Caramba. Rodrigo estudia Filosofía: yo también. Y allende los datos, están las personalidades. Rodrigo suena más impetuoso, más pasional, más melodramático e intempestivo. Más pendejo. Más inmaduro. Gonzalo, verbigracia, es cierta mesura, cierta templanza, la razón convocada a mediar conflictos. Es cierta alegría reposada, exuda autoconfianza y equilibrio. Ahora sustituyan ‘Rodrigo’ por ‘Matías’ y ‘Gonzalo’ por ‘Cioso’ y tendrán algo suficientemente semejante a dos descripciones verdaderas. Claro: esto es puro prejuicio. Y hay más: las disidencias ya comienzan, y son legión. Rodrigo es un postadolescente de 23; yo soy un postadolescente de 29, y ya me las pateo. Parece que Gonzalo estudia Filosofía; Zedi (Cioso), por el contrario, cursa la etapa postrera de la carrera de Comunicación. Ellos aman a Lovecraft. Nosotros apenas lo leímos. Nosotros amamos a Lamborghini (Osvaldo; al otro apenas si lo leímos). Ellos, seguro (pero seguro), jamás lo tuvieron en sus manos. Mejor no sigamos. El chiste de este artículo es mostrar un efecto de imagen especular, no desbaratar esa impresión. Pero sí: ese era el chiste. Cioso, ayer nomás, recordaba la leyenda china (que quizás no fuera leyenda, y quizás tampoco fuera china) que Borges menta cada tanto, según la cuál los habitantes de los espejos otrora vivieron de este lado del espejo. Hubo guerra, y perdieron. Se los condenó a habitar del otro lado del espejo, e imitar aspecto y movimientos de sus vencedores. La leyenda profetiza que un día los habitantes del otro lado del espejo se revelarán e invadirán a sus vencedores, venciendo a su vez. Borges concluye: ¿de qué lado del espejo estamos? El recuerdo de Cioso fue pertinente. Sin embargo, prefiero no pensar esta mutua mimesis de esa manera, prefiero no pensar a los Andes como un enorme espejo. Prefiero pensar que ellos y nosotros estamos del mismo lado del espejo. Prefiero pensar que los cuatro somos un mismo nosotros.

Matías Pailos

5 Comentarios:

Blogger Salgado Boza dijo...

Hablo con Gonzalo que está en el norte de Shile y díceme de estos textos. Tengo que pagar las jodidas cuentas de mi casa y salgo escuchando Fugazi y luego Explosions in the Sky y luego At the Drive-In, y luego quizás ponga a Miles Davis que era sólo uno y no miles. Hace un frío de mierda aquí y estoy soñando con lamerle el coño arrugado a alguna vieja de mierda para que me tome entre sus brazos llenos de dólares y me los pase todos, todos, rápido. O a la hija de la vieja y hacer lo mismo con unas cosas menos caídas.
Borges mentía como siempre.
Ayer dije que hay que matar a Bolaño, ¿cómo?, simple: leyendo más Hegel.
No hay caso espéculos, falsificaciones, espejos al fondo de un corredor en una estancia argentina donde está Georgie y Adolfito y toda una grande araña negra que se come a los niños mientras tiende una red hecha con pelitos de sus cabezas.
Quizás eso seamos. ¿O no?

2/8/06 13:39  
Anonymous ER dijo...

para empezar, pailos, ha escrito ud. algo que luego releeré, pero que es bello mesmamente, en cuanto a salgado boza, ha escrito algo vello también, aunque me quedo con el de la hija, lo de davis no acuerdo: minga de uno, por lo menos era una docena.

salud.

2/8/06 20:03  
Anonymous Matías Pailos dijo...

tum tiiin
tum ti tin tu-tumm tum
titu titu
turu rurí tum tu-tumm

tum tiiin
tum ti tin tu-tumm tum
titu titu
tiri ri rim
tum tu tum (paraba pam pa pam
pam pa pam
para bara baram
bam-bam)

(Pensé que esto era Davis, pero no: es Coltrane -creo que 'The night has a thousand eyes', o algo parecido.)

2/8/06 22:46  
Blogger Gonzalo Hernández Suárez dijo...

Dobles de dobles, pero del grupo que está por salir del espejo, como demonios venideros después de un par de miles de años de hegemonía de puerca realidad.

Un brindis transcordillerano (al final somos todos transandinos. El que crea estar delante delira.)

15/8/06 16:08  
Anonymous Anónimo dijo...

Enjoyed a lot! casino betting Adhs ritalin vitamine Formulary price comparison for statin drugs

5/3/07 21:49  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal