El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

11 marzo, 2007

Pendejo

Cuando sea grande quiero escribir una novela. Quiero escribir dos novelas, quiero escribir tres novelas. Quiero escribir… cuatro novelas. Quiero ganar el Herralde, y quiero que Herralde mismo me reciba en su estudio, como a Pauls, y me diga ‘sírvase’, y yo saquee los estantes de libros y libros de Anagrama hasta colmar un carrito de supermercado, dos carritos de supermercado, tres carritos de supermercado. Cuando sea grande quiero tocar la guitarra como Jack White y cantar como Jack White. Quiero ser estrella de rock y llenar estadios. Quiero que Bowie toque un tema mío y quiero cantarlo a dúo con él. Quiero tocar en un evento tipo Live Aid en Nueva York frente a todo el mundo e interpretar, frente a todo el mundo, en un evento tipo Live Aid en Nueva York, Jijiji de los Redondos. Cuando sea grande voy a dar entrevistas. Al principio muchas, después muy pocas, después con anteojos de sol. Durante un período no voy a salir de mi estudio ni de mi sala de grabación, y voy a escribir un libro por mes para superar a Balzac en lo prolífico y voy a grabar un disco cada dos meses para ser peor que El Salmón. En las entrevistas voy a hablar de mis gustos e inclinaciones, voy a esbozar teorías y puntos de vista originales y originalísimos, ligeramente corridos de lo políticamente correcto pero hasta ahí, y todos van a pensar que soy inteligente, talentoso y buen tipo, pero hasta ahí, porque no quiero que piensen que soy un boludo, como todos los buenos tipos. Cuando sea grande voy a participar de algunas orgías y voy a coger con dos y tres minas yo solito. Cuando sea grande voy a conocer a la mujer de mi vida y vamos a tener muchos hijos. Uno se va a llamar Fidel, pero no por Fidel Castro ni por Fidel Pintos, sino porque a mi papá le gustaba mucho el nombre Fidel, pero no por Fidel Castro ni por Fidel Pintos. Y voy a tener una hija que se va a llamar María porque a mí me gusta el nombre María, así, suelto (pero le voy a adosar un segundo y tercer nombre, como a todos mis hijos, para que elijan de grandes con qué nombre rodar por el mundo, un nombre que les venga de fábrica y no que tengan que adquirir con sangre sudor y lágrimas). Va a ser mi favorita, va a ser tipo Lisa Simpson, pero morocha, porque la mujer de mi vida va a ser morocha y no rubia. De hecho… va a ser negra. Sí: negra, mulata, catinga; lo que quieran. Va a ser alta y flaca, de un país tipo Malawi. Y vamos a tener otro hijo alto como ella, pero más alto, al que le vamos a poner Manuel, como el segundo Pailos que vino a Argentina (el primero se llamaba Matías), en homenaje al Manu Ginobili, que se llama Emanuel y no Manuel, pero Emanuel es nombre de una morocha –pero no negra sino blanca, una con los dientes salidos- de las películas de softporn de Film Zone, y no es el nombre para un jugador de basket, porque Manuel va a ser jugador de basket, y va a jugar en los Spurs y va a seguir la senda del Manu y va a ganar un anillo de NBA y cuando lo enfoquen luego de obtener el título él va a mirar a cámara y va a decir, entre lágrimas, ‘es para vos, papá’, y yo voy a sacar la foto carnet de mi viejo, esa de cuando era conscripto y no tenía bigote, en la que tiene la misma cara de estúpido que yo tenía a esa edad en la que yo no tenía ni barba ni bigote, y, entre lágrimas, voy a decirle a la foto, porque mi viejo ya va a haber muerto, ‘viste, viejo: los Pailos somos grosos’.

Matías Pailos

8 Comentarios:

Blogger Martín Ludwig dijo...

Cuando sea grande quiero ser como MP cuando sea grande.

11/3/07 20:18  
Blogger cutipaste dijo...

Pucha, unas pocas diferencias de detalle (los Bulls en lugar de los Spurs, por ejemplo) no alcanzan a ocultar nuestra falta de originalidad. Queloparió.

12/3/07 08:57  
Blogger Simpática y puntual dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

12/3/07 12:12  
Blogger Simpática y puntual dijo...

Lo mismo, pensé que ésto lo había escrito yo, pero me di cuenta que no, cuando me caso con la negra (en mi caso hubiese sido con un francés o italiano marinero, en el puerto, con el mar y las gaviotas de fondo sonando).
Por lo pronto la cosa marcha bien, MP, ud. ha sido reseñado en el inicio de un blog (y no puedo dejar de mencionar que otros miembros de aquí también, y yo).
Observación: es la segunda vez que "mata" a su padre en este blog.

12/3/07 12:15  
Blogger Antonio Cervantes dijo...

Corregi, que no sean tres sino diez los carritos que te sirvas de Herralde. Y por favor, avisame al arribo de tu "grandeza" que estare presto al asalto de aquel "convoy" anagramez?sco...

12/3/07 22:54  
Anonymous MP dijo...

decía, antes que internet se llevara mis respuestas, que sí: me está ganando el Edipo, por más que lo disfrace de cariño filial.

También decía: ¿cómo que no soy original? !Buaaaaahhhhhh....!

Y se aceptan solicitudes de Anagramas.

No a la supresión de comentarios.

13/3/07 13:16  
Blogger lukas dijo...

YO de mayor quiero ser como todos esos poetas eternamente jóvenes y de bohemia fashion de Granada y quiero ganar el HIperión y el Loewe y todos los demás y quiero que Luis Antonio de Villena me invite a sus fiestorras venecianas y que ESpido FReide me prologue una antología y luego pasear al atardecer con BLanca aNDREU por A Coruña.

Yo quiero todos los libros de Hay, ese pueblaco galés lleno de libros.

Quiero comer en todos los restaurantes triestrellados.

Quiero follarme a todas las locas estrellas del rock y todas las escritorzuelas que escriben para gente que va en subte, viste?

Quiero desaparecer como los personajes de Vila-Matas o BOlaño, pero en la realidad.

15/3/07 06:35  
Blogger Zedi Cioso dijo...

Matías Pailos nos daba lata con que un día se iba a tatuar la leyenda latina que figura en el escudo heráldico de la casa de Perón. Todos le decíamos "Sí, Matías" como padres condescendientes, hasta que un día vimos su brazo desnudo con la leyenda inscripta en tinta negra sobre la carne rosada.
Ahora hace tiempo nos venía manifestando sus deseos de ser estrella de rock, a los que contestábamos con idénticos mohines, hasta que visitamos su casa y descubrimos la guitarra eléctrica en un rincón de su cuarto.
Yo no admiro los deseos de Pailos, lo que yo admiro es su increíble capacidad para hacerlos reales.

15/3/07 11:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal