El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

11 junio, 2007

El elemento sorpresa y las virtudes del error

Al quedarme solo en la estación Lanús sin ganas de leer mis apuntes de tesis ni a Wallace ni a Durrell busqué afanosamente un puesto de diarios. El ‘afán’ advino una vez que el objeto de deseo se mostrara ausente del primero y del segundo rectángulo verde de esa Constitución tilinga en miniatura que me rodeaba. Al cuarto puesto (el tercero estaba regido por un viejo empecinado en ofrecer instrucciones cartográficas sobreprecisas que la señora gorda no requería) di con él, y fui feliz. Bueno, okey: y quedé satisfecho. Crucé al feo bar “El Clavel” (había quedado con mi viejo, antes de separarnos, en esperarlo ahí. Una pena, habiendo como había un coqueto McDonald’s –en el que no había reparado antes- a escasos veinte metros) y, luego de pedir el café de rigor, abrí la revista.
Pettinato no es un gran escritor. Tiene, no obstante, más de un insight correcto, y un modo insatisfactorio pero suficientemente eficaz de transmitir tanto sus contenidos como sus efectos presentes y futuros… que falso que sueno, ¿no? Digámoslo de esta controvertida y atribulada manera: Pettinato me da placer. El tema de su disertación: Sargeant Pepper. Pettinato, a propósito del cuál, decía lo que repite en cada artículo, lo mismo de siempre: el rock educa, el rock contra nuestros padres, el rock te ilumina, el rock hace que los solitarios sigamos solitarios pero acompañados, que la droga, que el sexo, que las intensidades. Todo ya leído y todo verdadero (por lo menos para la generación Pettinato). Cuanta cómo escuchar el disco “era un medicamento” que provocaba que “se te abriera la cabeza”. Sea o no esta una forma pertinente, verdadera o eficiente de transmitir lo percibido, sentido y vivido, es claro a qué se refiere. Quizás yo tampoco sea muy bueno para describirlo, siquiera para nombrarlo. Sé –claro que lo sé- qué es. Ustedes también lo saben, y nosotros (ustedes, yo, y todos los que son como nosotros) tuvimos más de una experiencia (para usar un término aborrecido por Bioy) de esta índole. Varias. Muchas. Más que muchas. ¿Hace cuánto que no tengo una?
Mucho. Hace mucho. Hace mucho y muchísimo tiempo. El año pasado descubrí las gemas contenidas en los MP3 de la facultad y Parque Rivadavia. Luego vino la banda ancha, el Soulseek y ningún disco del ancho mundo del rock me fue ajeno. No poder escucharlo jamás no fue más una posibilidad. Cada vez escuchaba más, y más variado. Claro: también por menos tiempo. No supe en qué momento me tiré a la pileta, cuando me embarqué en este mundo y esta empresa de este mundo de hoy que te esninfa la cabeza una y otra vez –no lo sé todavía. Cada vez consumo más discos más raros y cada vez más y con mayor velocidad me olvido de ellos. Pasó Magazine, los Waterboys, Afghan Wighs, Dinosaur Jr., Parliament, Mott the Hopple, Todd Rundgren, y ninguno duró más de un mes. No voy a evitar la analogía con eso que Dolina llama, pomposamente, “el hecho amoroso”: cuando menos te lo esperás, cuando creés que ya no va a venir, ¡zas!: el mazazo en la cabeza y quedaste grogui para toda la cosecha sin entender de dónde vino qué cosa. (Ni siquiera tenés en claro que haya sido un tren lo que te arrolló). Creo que esto es verdad en general. Noto con cierta preocupación que estoy demasiado cómodamente instalado en este credo. No debe ser siempre así, no (y de esto estoy seguro) para todo el mundo. Quizás haya visto venir algunos enamoramientos; quizás, incluso, haya buscado más de uno (porque a veces también se puede esto). Estoy incómodo, y no puedo identificar bien por qué. Una segunda analogía viene al caso; el objeto de ésta, cabe aclarar, es el análogo de la primera. En la página 154 de la edición de bolsillo de Edhasa de “Balthazar” (el segundo eslabón de “El Cuarteto de Alejandría”) Lawrence Durrell le hace escribir a Pursewarden que “Todo puede ser cierto de cualquiera…”. Me afilio en las lides de los adeptos a la verdad de esta sentencia, que hoy por hoy me parece el colmo de la obviedad cagona. Porque por supuesto que es cierta y por supuesto que no agrega demasiado a nuestras continuas evaluaciones –más que un dejo de prudencia. Lo que no está mal, pero es muuuuuy poco. Si adoptás esta máxima no te vas a equivocar nunca. Ahora: no esperes acertar demasiado. Porque de lo que se trata (amiga, amigo) es de acertar, y de acertar mucho. Para tener una conducta exitosa (no importa qué idea se tenga del éxito), en la vida y en el arte (que es parte de la vida –no conozco a ninguno que haya escrito una sinfonía estando muerto), hay que arriesgar pronósticos y actuar en consecuencia. Hay que equivocarse, y hay que hacerlo en cantidad, si es el precio a pagar por cuantiosa suma de goles. Mi sexismo irreductible (pero estoy dándole batalla) me dicta que esto lo saben mejor las mujeres en general, y los tipos con calle en particular. (Lo que hace pensar que los tipos con calle acaso sean minas disfrazadas.) No está bien ser sexista. Tampoco fanático. Sigo dándole vueltas al asunto. Y, mal que me pese, esperando desesperado el nuevo de los White Stripes.

Matías Pailos

16 Comentarios:

Blogger verborrea suicida dijo...

Bueno leerlo.
Debo confesarme llena de desaciertos.
Pero dudo de la existencia de otros caminos diferentes.
Mientras tanto, me permito algún mazazo en la cabeza. Eventualmente.
saludos

12/6/07 00:00  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Es el rock-rock-rock es mi forma de ser. Ultimamente pienso que cada vez es más necesario inventar algo que sea al rock lo que el rock fue para los años 50' y cada vez lo veo más difícil. El rock está institucionalizado, es una música canónica, Bacht, Beethoven, Gershwin, Los Beatles y David Bowie. Tipos que decían que jamás llegarían a los 30 pululan en los escenarios del mundo pasados los 60 haciendo una triste parodia de sí mismos y el mundo (del espectáculo) los aplaude.
Yo le formularía al rock una pregunta extraída de la literatura y reapropiada por el rock:
_¿Y ahora que pasa, eh?

12/6/07 00:12  
Blogger gardener dijo...

“Todo puede ser cierto de cualquiera...”
"Cada persona tiene distintos prismas desde los cuales puede ser descripto..."
"Todos los caminos conducen a Roma..."
"Para un mismo problema hay diferentes soluciones..."


¿Te puedo linkear en mi blog?

12/6/07 08:55  
Anonymous MP dijo...

G: claro. (A Durrell llego tarde, pero viene muy bien y muy mal recomendado -Chitarroni, por caso, se dedica a boludearlo a conciencia, con inteligencia y babélico desenfado juvenil.)
VS: veo que transitamos rutas similares. Lo celebro.
ZC: yo no -lo siento. No necesitamos ningún rock que nos despierte porque por suerte no tenemos padres que nos opriman de esa manera. Crecimos sin la necesidad que una instancia suprahumana nos libere; tampoco queremos más liberación de la que nosotros nos demos, gracias. No quiero ningún papá que me diga lo que tengo que hacer ni me protega. Ni un salvador, ni un rock, ni una revolución. (Por otro lado, el rock goza de buena salud, movimientos siempre nuevos, drogas de diseño y bandas tan buenos como las de otrora. LCD Soundsystem, en la parte que le toca, así lo muestra.)

12/6/07 11:25  
Blogger Marietta J. García dijo...

bueno. he experimentado una sensación, aunque el año pasado escuché a un tipo llamado Devendra Barnhart y quedé pegada (no sé si es rock), y lo sigo escuchando. es una sensación agradable.

cuando dices: "Ni un salvador, ni un rock, ni una revolución", lo comparto, mucho de todo no está mal. lo que me hace recordar a camus en el tema de la cantidad... bueno.

12/6/07 12:55  
Anonymous MP dijo...

ZC: reafirmo lo dicho, pero le bajaría dos o tres tonos. Y lo diría en voz más baja.
Marietta: Devendra es rock porque el rock es una bolsa de gatos. A eso que hace Devendra lo llaman 'neo-folk'.

12/6/07 15:28  
Anonymous s dijo...

Tengo el placer de comunicarle, estimado Federico, que una de sus bandas mazazo de cabecera toca este jueves, 21.30 hs., en Liberarte (Corrientes 1555): Causa.
Espero verlo.

Besos.

12/6/07 18:00  
Anonymous MP dijo...

Iré. Procuraré arrastrar a PH.

12/6/07 18:03  
Blogger Luciana dijo...

Sargent Pepper's Lonely Hearts Club Band, es como escuchar colores.

14/6/07 18:35  
Anonymous MP dijo...

A day in the life es un viaje. Ida y vuelta. O sea: es dos viajes.

18/6/07 17:43  
Anonymous dano dijo...

grossoo
este blog me había copado, pero lo había perdido y no lo encontraba. ahora leo. pero quiero expresar mi alegría de volver a encontrarlo
=)

19/6/07 00:00  
Anonymous MP dijo...

Gracias. Estamos muy pajeros, de todas maneras...

19/6/07 10:33  
Anonymous s (mistreated) dijo...

Pylos, no fuiste.
Te extrañamos.
Te queríamos.
Nos decepcionaste.
Los groupies son gente cruel.

21/6/07 02:53  
Anonymous MP dijo...

Compromisos académicos, S, me impidieron asistir. Compromisos académicos, en mi caso, son compromisos laborales. Espero que me sigas invitando, y no devuelvas crueldad con crueldad.

Un fan

23/6/07 15:34  
Anonymous Metapost dijo...

Siempre me sorprende el Sr. Pailos. Su locuacidad; su calidad y calidez humana y también de escritor; su capacidad de darnos a conocer pequeñas cotidianeidades que a primera vista parecerían triviales pero que él logra convertirlas en literatura. Quienes lo conocemos en persona sabemos que la soberbia que a veces puede aparentar su pluma, no existe en realidad en su persona; es solo una estela que deja su brillantez extrema y que el lector desprevenido puede confundirla con vanidad. Por todo esto y muchas cosas más que soy incapaz de plasmar en este breve comentario quiero decir que admiro a Pailos, Marcos Pailos. No a su hermano Federico Matías, por supuesto, quien me parece un tipo egocéntrico, ególatra, escritor de (autorreferidos) artículos al estilo revista paparazzi. Quisiera concluir este comentario felicitando al genial ZC, brillante escritor a quien disfruto sobremanera leyendo en este blog. Gracias.

7/7/07 17:48  
Anonymous Anónimo dijo...

I visit day-to-day some web pages and websites to read articles or reviews,
however this blog presents feature based content.

my weblog anti cellulite treatment

10/6/13 11:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal