El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

13 mayo, 2007

La violencia estúpida de las cosas

I
Roland Barthes murió atropellado por el camión de una lavandería. Al parecer, había llovido toda la tarde. El conductor trató de frenar el vehículo, pero éste resbaló sobre la húmeda calzada y golpeó de lleno al semiólogo francés. Michael Foucault culpó en el funeral a “la violencia estúpida de las cosas”. Jaques Lacan, en cambio, afirmó que Barthes debió haber prestado más atención al deslizamiento del significante.

II
Antoni Gaudí proyectó su obra maestra, la catedral de La Sagrada Familia, de forma tal que fuera imposible concluirla. Después se propuso construirla hasta el final. Es sabido que el arquitecto catalán empleaba métodos muy heterodoxos para realizar los cálculos estructurales de sus construcciones, tal vez por eso siempre resultaban exactos. Una tarde se paró frente a la Sagrada Familia para medir unas proporciones. Pero descubrió que estaba demasiado cerca. Entonces dio unos pasos hacia atrás y extendió sus brazos con los pulgares y los índices formando un ángulo recto, no obstante todavía no se encontraba lo suficientemente lejos. Gaudí probó dar unos pasos más hacia atrás y volvió a intentarlo, pero no alcanzaba. Decidido a tomar la medida, se plantó con los brazos extendidos y los pulgares e índices formando un marco y caminó sin pausa hacia atrás hasta que encontró el lugar correcto para efectuar la medición y un tranvía le pasó por encima.

III
Cuentan que en el funeral de Oliverio Girondo su mujer, Norah Lange, se la pasaba diciendo a todo aquel que quisiera escucharla que a su marido lo había matado el cigarrillo. Cuando su eventual interlocutor la corregía afirmando que el poeta había sido arrollado por un automóvil, ella reponía:
_Sí, pero cruzó la calle para comprar cigarrillos.


Zedi Cioso

8 Comentarios:

Anonymous Pierre curie dijo...

¿Por qué te olvidas de mí?

13/5/07 21:52  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Sepa aceptar mis disculpas, monsieur Curie, por olvidarlo a ud. y su benemérita esposa. Tal vez quiera redactarnos en persona el triste final de sus días.

13/5/07 23:30  
Anonymous oliverio dijo...

Te estás pasando de listo, ZediCioso...

14/5/07 08:11  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

No se me enfade, estimado Girondo, yo sólo me limité a glosar el chiste que su mujer hizo a sus expensas para animar un poco el alicaído velorio.

14/5/07 12:31  
Anonymous simpática y puntual dijo...

¿y la mujer de Burroughs?
¿y la de Althusser?

14/5/07 13:16  
Blogger Marietta José dijo...

me gustas

14/5/07 15:59  
Blogger Luciana dijo...

Cioso! Adorable sentido del humor el de Noritah. También el de Jacques a quien tanto quiero.

14/5/07 16:54  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Hola Simpática, "hora de jugar a Guillermo Tell" Muy pertinente su aporte, y Adela, la mujer de Norman Mailer, también ha tenido lo suyo (ahora que lo pienso aquí ya tenemos otro tríptico fatídico).

Marietta, gracias por la ¿declaración?

Gracias Luciana, y sí, lo de Noritah es impecable y Jaques un viejo zorro.

15/5/07 01:19  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal