El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

29 julio, 2007

Más de lo mismo

Ellos son malas personas. “Malas personas”, dijo ella, pero a no engañarse: el tema es el indicado por “ellos”. El eterno retorno de una dicotomía remanida: ellos y nosotros –y su subproducto principal: por qué nosotros somos mucho mejores que ellos.
Ellos son egoístas, interesados e incapaces de percibir al prójimo, y en particular a esa rama del “prójimo” que somos nosotros. Esto nos enfurece, no obstante lo cuál es verdad. Ellos solo perciben su propio interés, ellos solo obran en función de su propio interés, ellos acomodan lo bueno a lo que les conviene –y cuánto odio acumulamos contra ellos.

-Ellos no entienden nada –dijo otra ella.
-Sí entienden.
-Sí, claro. Pero hay algo que no entienden.
-Sí, claro.

¿Qué no entienden?
Otra versión del mismo diálogo:

-Hay algo que se les escapa.
-Sí, ¿no?
-Totalmente.
-Sí, claro.

Y después:

-Ellos tienen calle –dijo.
-Noche –dije.
-¿Noche? –dijo.
-Noche –dije.

(“Noche” = sexo, drogas y música electrónica.)
Entonces ellos no tienen calle sino noche, y son unos egoístas de mierda. Y nosotros observamos un rechazo visceral a sus conductas, actitudes, sentimientos y cosmovisiones. Ellos son esa amalgama de gente del centro, Nacional Buenos Aires y clase media adinerada. Nosotros somos la nutrida clase de todos los demás. Nosotros tenemos códigos (puaj), respeto (puaj) y empatía (otra entelequia). Y yo no sé qué pasa por la cabeza de mis correligionarios, pero acaso el rechazo que siento por ellos se deba, en última instancia, a una grave, notoria e indisimulable envidia. Porque (acabáramos) si hay algo que admiro es la capacidad de seguir el propio deseo, de actuar de acuerdo a lo que se quiere sin que importe, en última instancia, lo que el otro quiere. Sin que importe más que en el debe y el haber de la utilidad de los otros en la consecución de mis propios fines, presentes y futuros. (Soy un hombre simple, ya ven. Mis objetivos no podrían ser más vulgares.) Yo quisiera cagarme en toda regla en lo que ellos y el resto de nosotros quiere, espera y opina, y hacer, siempre, lo que dicte el… primero, segundo… quinto forro de mis pelotas. Esto me convierte en un descastado. En uno más de todo el resto del mundo. Porque en esto somos todos iguales. “Todos tenemos nuestros pequeños engaños solipsistas, nuestras enormes sospechas macabras de ser totalmente singulares”. Y, obviamente, todos creemos “que solo nosotros amamos el solo-nosotros. Que solo-nosotros necesitamos el solo-nosotros. El solipsismo es lo que nos une”. Gracias David Foster Wallace.
Yo quiero a esa manga de hijos de puta, aunque “querer” pueda ser exagerado. Digamos que me caen simpáticos. Todos los soberbios me caen simpáticos.

Matías Pailos

Etiquetas:

11 Comentarios:

Blogger Lautaro dijo...

yo perdono todo menos la traición, y en particular, la peor forma de traición: que te usen

29/7/07 16:14  
Anonymous MP dijo...

Yo perdono poco, porque soy bastante rencoroso. Por un tiempo intenté educarme en la caridad, pero no salió del todo bien.

29/7/07 18:53  
Anonymous vero dijo...

no diría soberbia, mejor impunidad, como la belleza de las chetas.
me llegó el consejo. gracias, todavía no resolví nada.

29/7/07 21:07  
Anonymous MP dijo...

De nada, Vero.
Yo diría: también impunidad (no se olvide: tienen dinero).

29/7/07 21:30  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Hay soberbios que me caen simpáticos, como Mohamed Alí, cuya soberbia es casi política: la soberbia de los que deberían ser humillados. La soberbia de los humilladores me da en el quinto forro de las pelotas.

30/7/07 09:37  
Blogger Hipotermia dijo...

Debo confesar que:
1, estoy borracha
2, hace tiempo -desde que se publicó este post- estoy meditando acerca de qué mierda comentar. Quiero comentar. Máxime desde que apoyé discreta pero activamente la vuelta de Pailos al ruedo. Este ruedo.

Es que me provoca batallas.
Convengamos que "ellos" es siempre una construcción desde una primera persona. Qué esa primera persona sea plural me es totalmente ajeno. Soy una desclasada irredenta. En definitiva, es todo una cuestión de clases? Ay, quizás no entendí nada. Perdón. Eso de educarse en la caridad, pailos, creo que no lo admite pero fue funcional al fin, no? Comentarios de borracha, in im puta bles.
Saludos.

3/8/07 00:52  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Hipo, comente lo que quiera, las chicas borrachas nos encantan (mas prometemos no aprovecharnos de ellas) gracias por ese comment conmovedor.

3/8/07 10:03  
Anonymous MP dijo...

Yo no prometo nada.
Le admito, Hip, que fue funcional al fin. No me queda del todo claro a qué fin.
¡Salud! (¡Hip!)

3/8/07 12:17  
Anonymous vero dijo...

había escrito: la impunidad de los que tienen(dinero); lo borré, pensé que iba a parecer algo así como resentimiento y no era lo que quería transmitir.

3/8/07 16:50  
Anonymous MP dijo...

Vos no sé, pero mi resentimiento hacia los adinerados es total, absoluto y perfecto.

4/8/07 12:35  
Anonymous ZC dijo...

Acuerdo con MP. Matemos a todos los adinerados.
Y quedémonos con su dinero.

6/8/07 00:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal