El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

21 septiembre, 2007

Un Imperio caerá. Pero no será este.

Es falso que no se entienda nada. Se entiende perfectamente bien. Se entiende todo lo bien que se lo entendía en sus mejores momentos, aquellos en los que menos se lo entendía. Pero alcanza y sobra. Lynch dice, como nos recuerdan todas las notas sobre la película incluida esta que está usted leyendo, que “Inland Empire” trata acerca de una mujer en problemas. Como nos recuerdan todas las notas que leí sobre la película sin incluir entonces esta, ‘de lo que se trata’ con las películas de Lynch no es tanto de entender como de someterse voluntariamente a una experiencia primero visual pero en última instancia sensorial sin más que conecta y traduce y replica y transporta al mundo onírico, al imperio inquietante del inconsciente. Yo dije “sí”, pero no; pero no tanto. Sí, claro; pero hay una historia, o varias historias entrelazadas o comunicadas en un ir y venir dialéctico, lo que significa: nunca se vuelve al primer amor. Nunca se retorna al paraíso perdido de la prístina situación inicial. Leí a Ferreirós, Lerer y Enríquez, y recomiendo que ustedes también lo hagan en la misma secuencia que yo lo hice: primero vean la película y después lean los textos. La película crece con los comentarios, la película se hace inmensa con los comentarios. Ferreirós se atreve a relacionar la película con la mecánica cuántica, pero yo no me atrevo a tanto porque de física no sé nada. Sí se algo de filosofía, y lo que voy a decir a continuación, además de traducir lo que dice Ferreirós, es mucho más incomprensible que lo que él dice. Cuando se hace semántica de mundos posibles, los mundos posibles cercanos al actual son muy parecidos a éste, pero ligeramente diferentes. En ellos hay contrapartes de (una buena porción de cosas de) lo que hay en el mundo actual. Uno construye estas semánticas, en parte, para analizar condicionales raros, como los contrafácticos. Los contrafácticos se caracterizan por tener antecedentes falsos. Ejemplo: “Si Laura Dern no fuera una famosa actriz a la que le ofrecieran interpretar a una esposa de clase media de los suburbios, le metería los cuernos a su marido”. O “Si Laura Dern no fuera una esposa de clase media de los suburbios sino una puta barata, le metería los cuernos a su marido”. O “Si la protagonista de la película de Lynch no fuera Laura Dern sino una increíblemente hermosa actriz polaca que interpreta a una esposa que en el período de entreguerras muere asesinada por su marido, la película de Lynch no sería lo buena que es”. Algo así.
La película se entiende casi tanto como las mejores películas de Lynch: “Carretera perdida” y “El camino de los sueños”. Conforman, de hecho o según mi nada modesto parecer, una trilogía. ¿Que de qué habla? Habla de lo mismo que hablan todas las películas de Lynch, o al menos sus mejores. Habla del desconcierto. Habla de cómo tu realidad cambia en menos de un segundo, ya cambió. Habla de cómo te adaptás, como te parece rarísimo e incomprensible e inasimilable, y sin embargo te adaptás y ya no te preguntás por qué ni le das tanta importancia a que siga siendo rarísimo e incomprensible e inasimilable e intentás hacer lo que siempre y lo que todos: intentar ser feliz. Al menos seguir para adelante. ¿Se entiende?
Es curioso cómo con Lynch funciona mejor esa metáfora subjetivista o idealista, que indica que nuestra comprensión de los fenómenos puede ser radicalmente distinta a la de gente muy parecida a nosotros. Para Lerer la película es ante todo un viaje, es decir, es el producto de la ingesta de un alucinógeno. Para Ferreirós, siempre tan envidiablemente el más inteligente de todos, la película es la puesta en escena de un intento de contar todas las variantes (interesantes) de una historia. Para Enríquez, una mujer que acaso esté en problemas, la película de Lynch es otra cosa. Ahora vamos a ensayar unas palabras finales que no sean mis palabras finales. Digo: que no sean mis palabras, aunque sí las palabras finales de este texto. Así cierra el comentario de Enríquez, y así también cierra este comentario: “Inland Empire es una película sobre la violencia contra las mujeres, o sobre la indefensión de las mujeres. Y es una gran obra de nuestro tiempo sobre el tema, compañera de 2666 de Roberto Bolaño, que causa el mismo efecto espeluznante y emotivo cuando se dedica a los crímenes de las mujeres de Santa Teresa/Ciudad Juárez. Inland Empire, además, solo puede ser el trabajo de un artista que intuye más de lo que sabe, que tantea y desespera, pero tiene el corazón en el lugar correcto”.

Matías Pailos

Etiquetas:

21 Comentarios:

Anonymous vero g dijo...

Hola Pailos. Tanto tiempo. Me gustó muchísimo su post. Estoy totalmente de acuerdo con usted (incredibel). Es verdad: sí se entiende, se entiende tanto como cualquier película de Lynch. Es cierto, sin embargo, que la película hace algo que las otras películas de Lynch no hacen, o más bien no hace algo que las otras películas de Lynch sí hacen: recoger la causalidad hacia el final. No en el sentido de recomponer una linealidad de causa y efecto (eso sí que L no lo hace nunca) sino precisamente de recomponer el lazo entre lo que se representa como traducción del inconsciente (y lo remito al final de "Mulholland drive") En fin. Desúés le sigo el comentario, que tenía algo para decirle sobre los mundos posibles, pero me caigo de sueño. Y a ver si P., con quien tuve el placer de ver la película hace un par de meses, se manda un comentario...Ah, lo que sí, lo de 2666 no lo veo ni ahí. Besos. V.

22/9/07 01:14  
Anonymous MP dijo...

Lo de 2666 écheselo en cara a Enríquez. (Yo, que soy un sentimental, me quedo con que Lynch tiene el corazón en el lugar correcto.)
Para restablecer la tónica habitual de nuestros intercambios de ideas, le diré que no acuerdo con usted. Tanto acá como en MD, Lynch mete al final un rulo narrativo: hace que la película remita a lo ya visto de película, reinterpretándolo, y dejando al menos un resquicio (más que un resquicio) para una reconstrucción racional de lo visto. Solo que lo que en MD ocupa toda la segunda parte de la película, acá está bastante más acotado y pegado al final.

22/9/07 11:50  
Anonymous vero g dijo...

Ah, no, mire usté. A mí me pareció que en ésta quebraba además también el rulo narrativo, quebraba muchísimo más que en MD la posibilidad de reconstrucción racional de lo visto.

22/9/07 13:01  
Anonymous MP dijo...

Entonces no le entendí nada. Sí, estoy de acuerdo. Pensé que me la cita de MD significaba que había que interpretar que ahí, como en IE, tampoco tenía lugar lo que hemos dado en llamar 'rulo narrativo'. Pero, sí: ahí es claro, y acá es menos claro.

22/9/07 13:08  
Anonymous vero g dijo...

Esito mismo decía. Capaz que no se entendió. Estaba medio dormida.
Besos. V.

22/9/07 18:29  
Blogger Lautaro dijo...

nadie habla del porno que yo veo tan presente en lynch

aunque la otra vez me contaron que otras personas piensan igual que yo

23/9/07 14:53  
Anonymous P. dijo...

¿Qué se puede agregar? Me pasó lo siguiente al ver Imperio. El tiempo y lugar fueron propicios: un domingo en un teatro siempre oscuro. Pero lo curioso fue que, quizás a raiz de su estructura narrativa en "permanente fuga" (sic), elaboré conclusiones de la peli a medida que el metraje transcurría: una especie de composición instantánea, o improvisación. El resultado fue la posibilidad de transmitir, ni bien terminó, una impresión general--justamente la resultante de ese reflexionar sobre el vuelo--.
Respecto a las críticas que han salido por ahí, me quedo con la de Manuel Murillo: la película (o DL) plantea una variante del estar homologable a la sensación de navegar horas dentro de Youtube. Que placer.

23/9/07 15:33  
Anonymous MP dijo...

L: porno... no sé. ¿No debería haber genitalidad para que algo caiga dentro del sayo de 'porno'? En Lynch hay sexualidad y perversión, pero no genitalidad. No sé.

P: sí, pero es una navegación a través de vasos comunicantes. Y lo que era afluente de pronto se revela caudal principal.

23/9/07 17:05  
Anonymous vero g dijo...

A estructura narrativa en permanente fuga, conclusiones en permanente fuga. Me gustó la idea, p., muy buena. Besos.

23/9/07 23:38  
Anonymous P. dijo...

Qué bueno, "cugnatta", que le haya gustado la idea. Aprovecho también para instar (ojo: no dije recomendar) a los tele-bloggers de este mate a ver la última de Cronenberg, uno que ya pasó a la categoría de ex-rarito.
Besos al dogor y "a todos los que me conocen".

24/9/07 02:16  
Anonymous MP dijo...

¿Cuál es la última de Cronenberg?

24/9/07 15:16  
Anonymous Anónimo dijo...

"Eastern promises", se llama. Actua, nuevamente, el amigo Vigo.

24/9/07 18:03  
Blogger Lautaro dijo...

bueno no sé la definición de porno, a mí déjenme con mis ideas simples de las cosas.


pero, al menos en las últimas dos (y no lo explícito, o sea, no las tetas. eso es solo como el xenit) siempre me parecio que llevaba al límite la cursilería de lo que sería una escena estúpida de una película porno. eso en mulholand.

en esta bueno, no sé, las tetas

26/9/07 00:52  
Blogger Martín Ludwig dijo...

Antes de leer tu entrada, ¿no me cuenta nada de la película, no? Odio que me adelanten cosas.

26/9/07 02:38  
Anonymous MP dijo...

Lautaro: tenés razón en lo que apuntás. (Dejemos de lado el debate estéril sobre aplicación del término en cuestión, estéril como la mayoría de los debates sobre la aplicación de no importa qué término.)

ML: no cuento, pero sí insinúo. Primero ve y después leé.

26/9/07 18:08  
Anonymous Anónimo dijo...

Otro post!
Otro post!

28/9/07 14:53  
Anonymous p. de pau dijo...

No les llegó mi mail?
Fíjensé en el Radar de hoy, salió la nota de Pauls que les mencionaba.

saludos.

30/9/07 11:51  
Anonymous Anónimo dijo...

Para los cinefilos (y no tanto) les recomiendo que rastreen las referencias a la película "El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard)" (1950) de Billy Wilder que hay en "Imperio".
Especialmente, la última parte de la china que cuenta que tiene una amiga actriz, que tiene un monito...
Es sabído que esta es una de las películas favoritas de Lynch.
Este dato me lo pasó Maxi.
Abrazo
Nacho

PD: Más referencias pronto, tal vez...

16/10/07 19:38  
Blogger Martín Ludwig dijo...

Concuerdo con algo que se dijo acá: la construcción de sentidos evanescentes es precisamente el rasgo onírico de las películas de Lynch. Al igual que en un sueño, o un dominó, la cosa tiene sentido sólo en conexión con lo inmediato anterior, pero no con lo anterior a esto último. Ése es uno de los grandes aciertos de Lynch. La película me gustó. O, mejor dicho, la película que yo rescato como "la película". Lo cierto es que le hubiera amputado una hora de composiciones visuales pedorras (que parecen videos clips de los ochenta), sin que -creo- gran parte de lo realmente interesante (i.e.: las secuencias seriales* de sentidos efímeros -e inconsistentes en tanto conformación de un todo) se perdiera. Da la sensación de que Lynch se estuviera riendo del espectador o, por lo menos, olvidándose de que hay uno. (¿Para qué hacer una película de tres horas cuando no las necesita? ¿Para que sólo "los devotos" la vean? La película se bancaba las mutilaciones sin dejar de ser una gran obra.)


* Creo que es redundante. Pero cualquiera de las dos palabras solas me parecían muy poquito.

31/10/07 17:43  
Anonymous MP dijo...

Creo que la película no solo se bancaba la mutilación, sino que la pedía para estar a la altura de MD o de Carretera Perdida.
Con esto no digo que haya escenas malas. Sí me parece que muchas de ellas restaban, digamos, 'potencial dramático' a la película. Pero pueden funcionar muy bien solitas o en otro contexto.

Trataré de pescar 'Sunset Boulevard', Nacho. (Así que un monito...)

1/11/07 09:57  
Blogger julieta dijo...

muy buena la nota de mariana enriquez.

este fin de semana vi eraserhead y blue velvet. muy buenas las dos. alucinante la primera.

sigo escribiendo en el blog... mi concentración para el estudio decae inevitablemente... ignoro cuándo podré recuperarla...

saludos. julieta.

12/11/07 14:58  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal