El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

24 marzo, 2008

El nombre del té

Eran las 23:35. Rímini leía Los Lemmings de Fabián Casas mientras esperaba que le trajeran un té. El salón, una habitación de una casa vieja reciclada en centro cultural, estaba casi vacío. Tendría que haberse sentado contra la pared. Nunca se sabe cuándo pueden atacar las musas tristes. No siempre está la filosofía para consolarlo a uno. Mejor estar prevenido. Pegar la espalda contra la pared. Tener cubierto alguno de los flancos por lo menos. Pero no. La mesa que podía protegerlo era muy grande. Para seis personas. Las mesas para dos descansaban balcanizadas en el medio del salón. Eso deliraba Rímini, mientras esperaba que le trajeran la tasa con agua caliente y jugueteaba con el sobrecito amarillo estridente entre los dedos. El hecho de que sobre de té y taza de agua caliente no existieran en ese momento como un todo –inorgánico pero funcional– era un índice de la peculiaridad del lugar. Rímini le había pedido a la camarera un té de manzanilla pero éste se había acabado. Solamente quedaban: boldo, tilo, menta, frutos del bosque, hierbas digestivas, naranja, frutilla, manzana. Rímini no podía dejar de putear al leer la palabra manzana. Lo mismo le pasaba cuando venía el 85 mientras esperaba el 86. El 85 es un falso 86. Viene de ningún lado. Llega a ninguna parte. Alguna vez se lo había tomado para averiguar su recorrido, pero se arrepintió y se bajó cuando la zona empezó a resultarle extraña.
Rímini estaba sentado de espaldas a la puerta del salón, una habitación de una casa vieja reciclada en centro de reunión de turistas que habitaban los hostels de Palermo. El feng shui. La puta que lo pario al feng shui. No era bueno tener la espalda mirando hacia la puerta. Aislado en su isla de madera, Rímini esperaba lo peor. Sólo llegó la tasa con agua caliente. Dejó caer el sobre de té que rebotó contra la tensión superficial del agua del jarro. El agua se tomó su tiempo para mojarlo. Rímini recordó cuando Taylor le había dicho que los argentinos no tomaban té. Su profesora de español se lo había soltado después que Taylor le contara de esta peculiar costumbre de Rímini. Él, con una sonrisa de costado, le había contestado que era una ley estadística muy acertada. Sabía de las secretas intenciones del comentario de la profesora de Taylor. Sabía que a esa ley le seguía otra: todos los hombres que toman té son raros. O como le gustaba enunciarla a Rímini, todos los que toman té son putos. En argentina, el té era considerado una bebida de maricón. En el mejor de los casos de enfermo. Un brebaje inmundo que se toma como mucho limón y azúcar mientras se delira de fiebre. ¿Por qué ocurría esto? No lo sabía. Pero podía especular con algunas explicaciones. En su mente febril de materialista histórico barajaba la hipótesis –nunca contrastada– de que los hermanos Irazusta –autores de La Argentina y el Imperialismo Británico y padres del revisionismo histórico– habían asociado la práctica del té con el entreguismo de la oligarquía nacional. El té lo toman los oligarcas amigos de los ingleses. Garcas e ingleses. Garcas y putos. Los ingleses son todos putos. El té es de puto. Las premisas podían cambiar, pero la conclusión siempre era la misma. Por encima a Rímini le encantaba el té de manzanilla. El mismo nombre parecía un diminutivo afectado. Había que ver la cara de sus compañeros de trabajo cuando se juntaban a tomar algo. “Yo ando mal del estómago, traeme un whisky doble”. “Para mí un café negro cortado con nafta”. “¿Vos que vas a tomar Rímini?”. “Té de manzanilla”. Rímini miraba para abajo. Hubiera deseado que por un momento la manzanilla se llamara huevo de toro. “Un té de huevo de toro, por favor”.

Nacho

Etiquetas:

32 Comentarios:

Anonymous Matías Pailos dijo...

Genial, boludo. Por un momento pensé en decir que el nombre de Rímini está injustificado. Error. Está plenamente justificado al comienzo del párrafo, cuando se menta las insuficiencias de Boecio, cuando se insinúan las penas de amor. Y es claro también la rima entre este Rímini y el de Pauls (el otro, el mismo): ambos son machos, aunque algunas de sus prácticas sugieran otra cosa. El tuyo se separa del de Pauls en que al primero le importa que quede claro el primer conyunto (el de antes del nexo 'aunque'). Y el giro 'la puta que lo parió' inunda todo el post, marcando un quiebre
con lo que, a estas alturas, denominaré 'tu obra previa', renuente a toda infelicidad.

24/3/08 10:31  
Anonymous MP dijo...

'café negro cortado con nafta'. Notable.

24/3/08 12:00  
Anonymous Nacho dijo...

Gracias y bienvenida la infelicidad.

24/3/08 13:07  
Anonymous Eamonn dijo...

aguante el té de manzanilla, la bebida oficial de discourse consultants

24/3/08 15:05  
Anonymous julieta dijo...

lo del café cortado con nafta es mortal...

me gusta mucho la descripción de todo lo que compone la escena: el lugar, el personaje, sus pensamientos...

excelente post, nacho.

beso.

24/3/08 16:52  
Anonymous Anónimo dijo...

A- Nunca de espaldas a la puerta, nunca bajo una ventana, nunca jamás, si acaso un objeto de aristas pronunciadas nos señala. Pobre de aquel, que en nuestra caótica urbe, sigue los lineamientos del feng shui, por cuanto estará condenado a mantener el estado de alerta.
B- Elegir “Rímini” como nombre para el protagonista! Creo que optaré por celebrar tu irreverencia. Salvando el clima melancólico que los une, Pauls-Rímini, optaría por pedir el “menú del día” como una estrategia más para evitar cualquier toma de decisión.
C- Risueño post, un placer como siempre.
Saludos,
Romina

24/3/08 17:39  
Blogger nacho dijo...

Juli: gracias.
Romina: Muchas gracias por debutar en el mate. Estoy terminando de leer El Pasado (me quedan 80 páginas). El nombre, con su acento esdrújulo, me encanta. Aunque cada vez me gusta menos el personaje. En todo caso, al mostrarnos una posibilidad horrorosa en la que cualquiera puede caer, nos advierte "por acá no muchachos".

24/3/08 20:36  
Blogger perra de agua dijo...

La puta que lo parió!: tengo que leer "el Pasado". En algún lado esboce la ridícula (subrayo el adjetivo) teoría de que somos medio la generación el pasado, como hubo generación rayuela. Todos hablan del pasado ahora. Me contestaron que tendremos que empezar a vestirnos como Sofía.
Muy bueno nacho tu post, me gustó el cagarse en el faing shui. Y las ironías en los significantes: manzanilla vs manzana, 85 vs 86.

25/3/08 15:36  
Blogger la Negra dijo...

me gusto imaginarme sentada en ese bar,en esa mesa y con un vaso de agua caliente entre mis manos.
Aunque escéptica al leerlo probe de tomarme un té de mazanilla y no sabe tan horrible como pensaba......
el cierre me parecio muy divertido.

25/3/08 16:39  
Blogger julieta dijo...

de chica, cuando me dolía la garganta, mi mamá me hacía té de cebolla. té de cebolla!!! dónde habría leído o quién le habría dicho que el té de cebolla era bueno para el dolor de garganta??? pero la verdad es que el té no estaba tan mal... pero el de manzanilla no lo pruebo...

25/3/08 16:46  
Blogger perra de agua dijo...

que asco juielita, té de cebolla, que extravagante. Yo tampoco probé el de manzanilla, a mi me gusta el earl grey, soy un puto ingles

25/3/08 16:51  
Anonymous Mr Em dijo...

Muy bien el texto y el final, ja! (Té de huevo de toro, no demos ideas a los chinos)

Pobre la cultura del té de los comentaristas... hablar del té de manzanilla como un misterio, que poco esnobismo gourmet!!

El que toma Té sabe lo que hace.. pide lo que quiere de verdad...
aunque lo pide en su casa o en casas de té, porque en otro lado da putón, es cierto.

Lapsang souchong... qué delicia de Té
Earl Grey muy rico también
Ceylon, menos carácter pero pero va como piña

Cuando se necesita, se prueba y se aprende de Tés (por ej para estirar una conversación con objetivos de levante cuasi gourmand + intelectual)

Mate cosido con ginebra, eso es de macho cortador de rutas.

Lei hace tiempo El Pasado, pero me lo olvidé. Hablaría otro idioma como Rímini y también me lo olvidé?

No se.

El Pasado fue usado para confirmar levante de una intelectual... arriesgado che.

25/3/08 18:57  
Blogger Tommy Barban dijo...

Cualquiera puede ser epígono de Rímini. Lo difícil es emular a Sofía, la verdadera protagonista de esa novela.

25/3/08 20:10  
Blogger julieta dijo...

yo voto por el café, cortado con leche o con crema. y el capuchino, claro, del tipo que sea.

25/3/08 23:05  
Blogger nacho dijo...

Eamonn, "tea is tea".

Gracias Perra de Agua, no se te ocurra vestirte como Sofía, es el anticristo.

Negra, ¿puedo reclamar haberla iniciado en el té de manzanilla?
Me da vergüenza recordar en que otras cosas la he iniciado...

Mr Em, un placer compartir con usted el placer por el té. Con respecto al Lapsang Souchong, recuerdo a Eamonn describirlo "es como tomar humo líquido".

Tommy, gracias.

Julieta, urbanización.

25/3/08 23:51  
Anonymous Pailos dijo...

Rímini es un pelotudo. Sofía, una loca de mierda.

26/3/08 00:29  
Anonymous Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con Matías, salvo en el matiz.
Rímini es el gran pelotudo-patológico.
Sofía es la gran conchuda.
Sofía es un 10 en el conchudometro universal.

26/3/08 09:24  
Blogger perra de agua dijo...

El Lapsang souchong es otro asco, no lo puedo ni oler. Julieta habló de capuchinos, si vamos por el café mi real favorito es la lagrima con crema y canela. Re tilinga, pero me encanta. Prometo nacho no andar vistiendome como Sofía, al menos no hasta leer el libro. Ví la peli, no me gustó, pero por ella infiero que el personaje es ella, tiene razon tommy, Rímini es un satélite. Al menos en la peli la historia la maneja o demaneja ella. Ya leere, me prometo, si mr em no me la trae pronto tendre que invertir en ella.

26/3/08 09:40  
Anonymous Pailos dijo...

No se deje influir por Tommy. EL protagonista es Rímini. Sofía inteviene como desencadenante, como fuerza de la naturaleza catalizadora de grandes acontecimientos.

26/3/08 12:11  
Anonymous nacho dijo...

A mí el Lapsang Souchong me cae pesado. Café no tomo más.
Un gran tomador de té de manzanilla era Bolaño. Su ejemplo y algunos párrafos de lo detectives salvajes, guían mi camino.
Ideal la manzanilla para cuando uno sufre del estómago/hígado.

26/3/08 17:02  
Anonymous Ato dijo...

Rímini es nombre de soplapetes toma manzanilla. Si fuera macho rompeojetes te llamarías Nápoles, Bari o Calabria.
Un ristreto para la dos.

26/3/08 22:36  
Anonymous simpática y puntual dijo...

el café se toma amargo, sin azúcar y cortado.

26/3/08 23:14  
Blogger la Negra dijo...

N:
me hace poner colorada con las cosas que me escribe...
Pregunta: si Rímini es " EL PASADO"
la manzanilla es "EL FUTURO?"

27/3/08 07:16  
Blogger Tommy Barban dijo...

Tengo debilidad por las "locas de mierda".

27/3/08 09:30  
Blogger nacho dijo...

SyP: chica dura.

Negra: como decían los romanos, nada excita más que corromper a alguien inocente... Ni pasado, ni futuro. La manzanilla es presente.

Tommy: Bienvenido al club, ¿no don pailos?

27/3/08 10:12  
Blogger julieta dijo...

yo tengo debilidad por los pajeros del orto... ¿puedo entrar a su club o fundo otro?

en cuanto a eso de corromper inocentes... siempre es una tentación...

27/3/08 10:39  
Blogger perra de agua dijo...

Menos mal que todavía quedan hombres débiles ante las locas de mierda, porque todas escondemos una. Así como sobran también los pajeros de mierda. Debe radicar allí el misterio que nos conduce a la supervivencia de la especie.

27/3/08 10:52  
Blogger nacho dijo...

Juli: tengo que revisar el estatuto. Igual yo estoy por formar un grupo de ayuda "los hombres que se pajean demasiado". Nuestro lema es "hemos estado ahí". Vos podrías hacer lo mismo con las locas.

Perra: ¿puede mantener escondida su loca hasta que Juli cree el centro de rehabilitación pertinente?

27/3/08 12:30  
Blogger perra de agua dijo...

Intentaré Nacho, pero la loca aflora cuando le pinta y yo no sé si realmente quiero rehabilitarme. De todos modos participaría de las reuniones solo por divertimento. Sabés lo que podemos llegar a ser un grupo grande de locas, casi como ir a la peluquería.

27/3/08 13:07  
Anonymous supersónica dijo...

Avisenme si se juntan. Necesito urgente un corte de pelo.
Besos suaves

27/3/08 15:17  
Blogger julieta dijo...

cada vez que me hago un mate cocido, me acuerdo de estas líneas:

Rímini... Dejó caer el sobre de té que rebotó contra la tensión superficial del agua del jarro. El agua se tomó su tiempo para mojarlo.

me gusta la descripción.

12/4/08 10:05  
Anonymous n dijo...

Gracias J.
Yo tengo mis dudas.
:D

12/4/08 19:04  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal