El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

13 agosto, 2010

Shrimp Flavor

Hierva dos tazas
de agua en
una olla
añada
los fideos y
cocine
por tres minutos,
mezclando
ocasionalmente.

Apague
el fuego,
añada
el contenido del
sazonador,
mezcle
bien.

Sirva
inmediatamente
para mejores
resultados. Se
obtienen dos
Porciones de
doscientos veinticinco
gramos.

Ariel Idez

6 Comentarios:

Anonymous MP dijo...

lo
bueno
de
escribir
de
arriba
para
abajo
es
que
me
siento
volando
en caída libre hasta el fondo del pozo.

14/8/10 19:28  
Anonymous Nacho dijo...

Poesía pop!! Anatema!!

Las sopas maruchan (o similar) me han salvado más de una vez. Están buenas para hacer ramen (guiso japonés, ver Wiki). Le metés un par de verduritas, un poco de tofu, algún cacho de carne del día anterior (a mí nunca me sobran cachos de carne)y sí, imprescindible, la pasta de miso (pasta de soja fermentada, ver Wiki). Últimamente todo termina en una receta. La vida como voluntad y receta.

15/8/10 20:05  
Anonymous Ariel id dijo...

Sí Matías, se puede pensar a la poesía como ruptura y caída libre del discurso. "El corte de verso es un milagro respiratorio y tipográfico como no hay dos", dice Alejandro Rubio en su último libro (de prosa).

Gracias Nacho, en algún punto me parece que la sopa Maruchan es un extracto de soledad, tu reconversión de la sopa instantánea en guiso japonés es casi milagrosa.
Abrazos

16/8/10 10:46  
Anonymous Nacho dijo...

El peligro de la sopa Maruchan es que uno se acostumbra a comer en 5' minutos, y después hacer unos fideos comunes parece una eternidad.

Treiteañero solo comiendo sopa Maruchan un domingo. Nuevo clásico de la melancolía porteña.

17/8/10 13:50  
Anonymous Anónimo dijo...

Cómo les gusta en este blog regodearse en la melancolía porteña (mate, domingos de soledad, sopas instantáneas), además de halagarse entre ustedes mismos… terminarán como en Y tu mamá también? (y no lo digo por cogerse a Maribel Verdú precisamente…). “Hay una importante paradoja que está en la raíz de la ausencia emocional de los hombres: su miedo a perderse en una mujer es, en realidad, su deseo”. Muchas gracias por la recomendación de Busqued del post anterior.

1/9/10 13:15  
Anonymous Ariel Idez dijo...

Gracias por la frase, la voy a atesorar. Por lo demás, estamos dispuestos a ensayar todas las formas del elogio mutuo y del homoerotismo cinematográfico sin pudores.

Besos

2/9/10 19:08  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal