El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

08 marzo, 2006

Aullido de cisne

-¿Qué libro acaricia más entre los que tiene en su biblioteca?
- Aullido de cisne de Mario Santiago Papasquiaro.


La respuesta de Roberto Bolaño desencadenó una búsqueda de más de dos años. Al desgarrador lirismo de su título se sumaba el rango casi mítico de la publicación y su autor. Todavía hoy las menciones en Internet sobre el libro son escasísimas y las referencias a Papasquiaro rozan a veces lo inverosímil. Invento literario de Bolaño para algunos, José Alfredo Zendejas –ese es su verdadero nombre- es considerado por otros como el mejor poeta mexicano de su generación. Escritor fantasma y tentador personaje, Bolaño recrea en Los detectives salvajes parte de los sueños juveniles del poeta, Villoro –unos años después- retrata su exasperante fracaso. Atropellado por un auto que se da a la fuga, Papasquiaro muere en 1998 y por un tiempo su cuerpo indocumentado se queda en la morgue sin que puedan encontrarlo. Si -como en los textos de Bolaño- pobreza, errancia, marginalidad e invisibilidad son las virtudes de todo buen poeta, Mario Santiago vive y muere como un poeta, vive y muere como un infrarrealista. Dejo para otro momento la narración de cómo me hice con un ejemplar de Aullido de cisne, segundo y último libro de Papasquiaro. Vaya como muestra un poema de Santiago.

“En el zaguán de las nubes”

/Universo de botones floreando las palmas de mis manos /

Salta & danza mi destino

Como 1 perro celebrando la bendición puntual
de su alimento
La lengua de Dios me besa con firmeza
& torna & sigue & gira
Devorando el panal de mis pupilas
Está lloviendo
& la huella del diluvio
No es otra que la tierra que hoy piso
A la distancia
Sólo veo el pálpito fruto vivo de mi alma
Mis abuelos -peregrinos- me indican
el camino / pellizcándome
El sudor de mis moléculas
prende el sueño necesario
para que la intrínseca ceguera de mis pies
no decaiga ni en brújula ni en ánimo
La realidad de la belleza
((luciérnaga fugaz))
se posa 1 segundo en mis cabellos
¿Qué viento negro podría romperme el paso
o intentar siquiera cancelar mi canto?
El vientre de mis dientes no deja de masticar
su propia pulpa
Vuelo : trino : zureo : aúllo : salpico : preño :
me exprimo : me desato
Llevo en mí el eco de 1 impulso insospechable
Simiento lunar / manantial de migraciones
Arcilla lodazal de óvulos / visiones & peñascos
Raíz que surge & se evapora
En el zaguán de las nubes
A la luz del relámpago
A 1 salto de besar el alba-pezuña de venado
que acaricia el dulce corazón de Wirikuta.

Cobiñas


3 Comentarios:

Anonymous Matías Pailos dijo...

Sigo con los comentarios boludos, una especialidad de la casa. Me gusta del poema: la constante mención a animales (perros, luciérnagas), el uso de dígitos para nombrar números, la enumeracion puntuada con dos puntos en lugar de comas o punto y coma, el título del libro.
Y algunas cosas más.
¿Sería mucho reclamar dar a la palestra pública la narración del aviamiento de 'Aullido de cisne'?
No me olvido: usted y Cioso deben un post conjunto.

9/3/06 01:36  
Blogger Cobiñas dijo...

Sí, sí, andamos con problemas de logística con el Cioso pero ya vendrá el post a cuatro manos, no tema. Abrazos, Cobiñas

9/3/06 14:05  
Blogger Mao1917 dijo...

Hey, yo hace poco conseguí un ejemplar en una librería de viejo. ¿Acariciarlo? de nos ser porque es libro...
Saludos

17/1/08 01:54  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal