El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

28 febrero, 2006

La Piel de Caballo

La Piel de Caballo, de Ricardo Zelarayán es una novela nerviosa que trata por todos los medios de mantenerse fiel al órgano equino aludido en el título. La Piel de Caballo se escribió en un mes, y se nota, aunque esa urgencia bien podría haber tomado años en plasmarse. La fecha de parto tampoco es aleatoria: verano de 1975, sepultada la primavera camporista y en pleno auge de los escuadrones de la triple A. La Piel tiene ese encanto de la obra que a un costado exhibe el obrador donde se forja la lengua con la que será contada ¿O lo que se cuenta es la génesis de esa lengua precisamente?

“Un remolcador cachuzo arrastra su panza chota por la mugre líquida del Riachuelo ¡Riacho puto, angurriento de aceite fabriquero y portuario! ¡Riacho sediento de aceitacho tachón!”

La Piel de Caballo está narrada por una primera persona que viene a ser una suerte de Céline entrerriano. El desdén por la historia recuerda a otras empresas de demolición literaria como el Lamborghini de Sebregondi Retrocede o el Gusmán de El Frasquito (a quien Zelarayán se encarga de elogiar personalmente), si bien se percibe un esfuerzo por sostener una intriga policial, el relato, mosca, huye ahuyentado por esa vibración sísmica de la piel cada vez que se quiere posar y retozar en el zaino.

“La piel cálida, movediza, del negro caballo de la noche. La piel de pleamar de sangre, la mágica alfombra espantamoscas”

La Piel de Caballo avanza a las trompadas, a los botellazos, parece escrita aporreando la máquina de escribir, ajando el cuaderno con el trazo de la birome bic azul Es cautivante, hipnótica, caliente y húmeda. Uno de los mejores cross que la generación del setenta asestó a la mandíbula de las letras oficiales.

“Y en ese momento recién presto atención al ruido del motor de la lancha. Y vuelvo a oler a podrido. La charca viscosa, purulenta, agua de puchero de muertos”.

Zedi Cioso

16 Comentarios:

Anonymous Dragón del Mar dijo...

Una de los mejores novelas argentinas de los últimos veinte o treinta años, seguramente. Excelente post.

28/2/06 15:02  
Blogger Playmobil Hipotético dijo...

"La Piel de Caballo avanza a las trompadas, a los botellazos, parece escrita aporreando la máquina de escribir". gran frase; lo voy a tener que leer en la ex casa de zelarrayan.

28/2/06 22:22  
Anonymous Matías Pailos dijo...

Una de las mayores dificultades de un narrador que pretende revolucionar la lengua, o el lenguaje, o los procedimientos ficcionales o literarios, o cualquier otra labor afín, es hacer eso (lo que ya es un trabajo) y a la par mantener el interés por el contenido del relato, por lo relatado. Es arduo, pero no poco gratificante. No siempre que se perciben los hilos del marionetista eso redunda en el descrédito de la representación.
Se lo nota más camorrero, más cocorito que Guzmás (un tanto secote, quizás), pero más preocupado por el lector que Lamverga. ¿Es así?

1/3/06 02:48  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Gracias Dragón, comparto su juicio.
Playmobil ¿Donde queda la ex casa de Zelarayán? ¿Donde queda la casa actual de Zelarayán?
Pailos, es cierto, siempre hay una tensión, una pulseada entre lo que se cuenta y cómo se cuenta y me parece que cada autor hace sus apuestas. En cuanto a la preocupación por el lector,es posible, pero no pensar a Zelara como una síntesis dialéctica entre Gusman y Lamborghini. Se sostiene por si mismo.

Zed

1/3/06 11:33  
Blogger Playmobil Hipotético dijo...

la ex casa de zelarrayan queda en la actual casa de dragon del mar, el cual soba las paredes para obtener la vitalidad del escritor.
no le está yendo mal, por cierto.

ahí un viejo post de la cuestión
http://dragondelmar.bitacoras.com/archivos/2005/10/21/el-derpa-de-zelarayan

1/3/06 12:35  
Anonymous Dragón del Mar dijo...

Esas paredes ya están demasiado sobadas, me parece, agradezco el juicio de Playmobil pero creo que Zelarayán se llevó mucho más consigo que sus (exiguas) pertenencias materiales. Me han dicho que ahora anda por el barrio de Abasto. Habría que consultarles a Cucurto o a Fabián casas, que deben estar al tanto. Aquí, otro post al respecto: http://elremiseroabsoluto.blogspot.com/2005/10/funcin-social-de-la-poesa.html

1/3/06 13:43  
Blogger autobombo dijo...

El gran Casla me dijo que leyera al gran Zelarrayan. Y le hice caso. Por suerte.

1/3/06 18:41  
Anonymous ER dijo...

recomiendo también "la obsesión del espacio", poemas, así como un poema largo llamado "roña criolla".

2/3/06 02:16  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

¿Se consiguen en algún lado esos títulos de Zela, er?
Como perlita les dejo un fragmento del comentario que hizo la revista Literal, que dirigían Lamborghini, García y Gusmán, a "La obsesión del espacio":
"La obsesión del espacio superpone tantas posibilidades que puede llegar a aconvertirse en un martirio de sin sentido para los que confunden las palabras con guantes a los que nunca han de faltarles dedos, por dudosa o podrida que sea la materia con los que los mismos están hechos".
Literal, N 1, 1973

2/3/06 11:07  
Anonymous Xilofon dijo...

Lo que mas me gusto de La Piel de Caballo es que se nota que mientras el autor la escribe cabalga y cabalga, pero no esta en sus cabales. hay una tension implicita y no explicita entre
el titulo de la novela y el nombre del autor. Fijense: Caballo-Zelarayan o, mas precisamente, Zelarayan, esta rayado?

Xilofon pelotudeando

2/3/06 11:26  
Anonymous Anónimo dijo...

Insistiendo en la veta boludística de Xilofon, digamos que el autor de la novela observa la firmeza de un árbol: C'est l'arrayán.

2/3/06 15:56  
Anonymous ER dijo...

zedi,
la obsesion del espacio es de atuel, esta en cualquier libreria que se precie, se ha reeditado, aunque la original es del 72, en el caso de roña criolla, lo tuve en mis manos un rato en casa de un amigo, no recuerdo la editorial, pero no era reedicion, y no recuerdo la fecha, pero es posterior.

La piel, texto construido en torno al ritmo, lo cual considero indispensable para tomarlo como texto poetico, mas alla de generos, porque citando a jc martini real, "lo poetico subvierte lo generico", de hecho, creo que si un texto, narrativo o no, es tarareado en vez de leido con sus sonidos exactos, o sea atendiendo a su ritmo, y hace ruido, mal ruido es decir no tiene trabajo sobre esa cuestion, (ya que logicamente se puede trabajar de manera que HAGA ruido), pues entonces aventuro que no sera un texto eficaz en ningun otro nivel.
Esto es un poco extremista, pero los desafio a tomar un onetti y un fresan, o un leonidas (la experiencia de la vida, por caso, y un vicente battista (cosa que por supuesto no hice porque hay otras maneras mejores de perder el tiempo), y tararearlos, para ver cual hace musica y cual hojalata retorcida.

Poniendose un poquito formalista:
¿un nivel ES todos los niveles?
¿hay niveles?

como dice el gran oliverio:

GALOPAR, GALOPAR, RITMO PERDIDO: HASTA ENCONTRARLO DENTRO DE UNO MISMO.

2/3/06 22:55  
Anonymous Matías Pailos dijo...

Es un asunto, ese. Pero supongo que sí hay niveles, y que eso explica que el ruido de Arlt no nos moleste, o nos importe poco frente a otras virtudes. (Nuestra amiga CF no opina lo mismo; de hecho cree lo opuesto.)
Con respecto a Fresán, creo lo siguiente: hay música, música popular y, apelando a sus gustos (los de RF), digamos que se aprecia en él la rusticidad de las melodías pop (británicas). Por otra parte, si hay ruido, es el ruido del inglés subtitulado en que escribe Fresán -que no disgusta a todos.

3/3/06 02:26  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Gracias Dragón y Playmobil por las referencias. Estuve leyendo el post de Dragón, muy bueno.
Repito la pregunta que hice en el comentario: ¿Estaba o está escribiendo algo?

3/3/06 11:15  
Anonymous Guillermo burros dijo...

Bueno bueno bueno, nunca antes me produjo escalofríos una novela antes de leerla, zed usted lo ha logrado. Y esas citas elegidas para darle fuerza a su post (y que buen resultado tuvieron) fueron muy bien elegidas. Congrats.

3/3/06 15:26  
Anonymous ER dijo...

bueno, aquí, matias, estoy con piglia, cuando dice que arlt no es lo que es a pesar de su escribir mal, sino por su escribir mal, respecto de fresán, que felizmente tengo apenas leído, me gustaría sospechar que lo del ruido pop es una contaminación temática, no creo que su textualidad llegue a eso, por sembrar asquerosos mantos de duda, nomás. Y lo de los niveles, sí, seguramente, seguramente, si no, no existiría la lectura.

6/3/06 03:13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal