El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

04 octubre, 2009

Patria chica

Conviene que esta nota sobre Vicente López comience con una descripción de Pocitos. No soy uruguayo, apenas conozco Montevideo y no recuerdo haber estado en Pocitos. Esto me pone en pie de igualdad con Polleri, el autor de la descripción de Pocitos, que no es argentino, no conoce Buenos Aires y no tiene idea de que “Vicente López” pueda nombrar algo. Pero dijo –sobre Pocitos, no sobre Vicente López- que “nuestro barrio no era una barrio, sino un barrio residencial, es decir, lo opuesto a un barrio, lo totalmente opuesto a un barrio”.

Vicente López está lleno de milicos, altos mandos policiales, políticos de dudosa calaña y nazis. Recuerdo que en la otra punta del piso 12 en el que vivía de chico, había una geróntica pareja perpetuamente sonriente que jamás me dirigía la palabra –con lo que se ganaron eternamente mi corazón: no me hablen. Si bien conmigo amarrocaban partículas lingüísticas, las dispensaban generosamente a su hijo, un boludón de más de cuarenta con bigote policial de rigor, que vuelta a vuelta caía por el edificio para comprobar que no hubiera que encarar ningún trámite fúnebre de apuro. Las palabras elegidas eran alemanas, lo sé. Y ellos eran nazis. Todos los alemanes son nazis.

Vicente López no es la gente que lo habita. Vicente López es todo el resto. Las calles despojadas de circulación automotriz, las veredas despojadas de circulación peatonal, los chalets. La profusión de árboles, arbolitos, arbustos. Los soretes de perro. Los puestos de vigilancia por esquina (que son un martirio personal. No les hablo, no los miro, no existen. No porque me caigan mal –aunque poco sí, pero supongo que ellos preferirían hacer otra cosa que estar 12 horas por días 7 días por semanas orbitando alrededor de un cubículo unipersonal-: es que no me gusta hablar con la gente. Saludar es hablar. Saludar es salir de mi mambo para atender, mínimamente, al orden del mundo. No veo por qué debería. Sumen un poco de timidez, otro poco de vergüenza, y ya estarán completamente fuera del tema de esta nota.)

Los pájaros están en todos lados, como los perros de Pulp. Pájaros de todo tipo, con todo tipo de canto, entonado a toda hora. Mañana, tarde y noche con cantos aviares de todo tipo, entonados a lo largo de todo el espectro sonoro. Vicente López es el campo, más un poco de cemento.

Los límites de Vicente López son claros. La frontera sureste es la General Paz que nos separa de Nuñez, que es casi tan inhumano como VL. La avenida Maipú lo separa de Florida (que es el modo concheto de ser un barrio) y al noreste, la indefinidamente extensible masa acuosa del Río de la Plata. Esto es lo mejor de Vicente López. Corre el rumor de que, oficialmente, VL termina en Yrigoyen, es decir: cinco cuadras antes de la Quinta Presidencial. Pero esos límites institucionales no le importan a nadie –ni a las inmobiliarias. Para todo fin práctico, Vicente López, con sus cuatro o cinco diagonales, más alguna calle chanfleada, termina en la Quinta.

Algunos orgullos locales: el Nacional Vicente López, cuna de siete estudiantes desaparecidos (entre ellos, el hijo de Fernandez Meijide), de Richard Coleman, Diego Frenkel, los Calamaro Bros y Matías Martin. Otro: el monumento al archirecto Amancio Williams, también conocido como las “colas de ballena”. Ahí donde tuve a bien ser corrido por un puñado de hinchas de Excursionistas un año atrás.

De mis treinta y dos años de vida, pasé treinta y dos en Vicente López. Todo indica que también voy a pasar treinta y tres. Pero no más. Ya fue suficiente. Ya estoy grandecito y ya es hora de dejar el terruño. Ya es hora de no confiar en que alguien haga las compras, cocine y lave. Ya es hora de dejar de ser un nene de mamá.

Pero me está costando, vea.

Matías Pailos

Etiquetas:

22 Comentarios:

Blogger Ojaral dijo...

Qué cosa más rara que es Vicente López. Visto desde acá (La triple frontera del noroeste: San Miguel, Malvinas Argentinas, José C. Paz) uno no distingue bien si se trata de un country que ha decidido prescindir de muros perimetrales, si es un barrio de Capital incrustado en el gba, si es un refugio para ricachones asustados. Lo que sí sé es que ese barrio, partido o como se llame, me resulta hostil, que si tengo que caminar por esas calles lo hago en puntas de pie, como si estuviera a punto de romper algo o un patrullero fuera a arrestarme de un momento a otro. Es raro y es ajeno. Un país que no es el mío. Tal vez sea nomás un enclave uruguayo.
Saludos!

4/10/09 21:09  
Blogger Playmobil Hipotético dijo...

el problema no es tu barrio, el problema es tu casa. El problema es tu barrio cuando, por ejemplo, veinte tipos se pasan gritando en la esquina, vos los escuchás desde tu séptimo piso y en el preciso momento donde dejan de hacerlo, donde se callan de un segundo para el otro, vos te preguntás por qué y dónde se habrán ido. Es decir, el problema es cuando tu barrio se ha conveertido en tu música funcional. Y ahora que lo pienso, no creo que sea un problema

5/10/09 01:07  
Blogger julieta dijo...

sí, ya es hora.

vas a ver que está re bueno.

un beso.

5/10/09 08:56  
Anonymous MP dijo...

O: sí, es un poco todas esas cosas. De todas formas, creo que a VL se le puede negar humanidad, pero no belleza. Como no conozco otra casa que esta, VL no me es ni raro ni ajeno. No se elige dónde nacer, pero siempre conviene reivindicar el pasado propio.

PH: Parque Patricios es cosa seria. Lo veo tan descampado como VL, aunque periódicamente interrumpido por batallas campales.

J: I know.

5/10/09 13:07  
Anonymous MP dijo...

Ah: VL es, como tantos de nosotros, al menos dos cosas: un partido y una localidad. Del partido no me ocupo. Martelli o Carapachay me son tan ajenos como Devoto o Agronomía. Lo que me interesa son esas -más o menos - cien manzanas pegadas a Nuñez.

5/10/09 13:13  
Anonymous Anónimo dijo...

Tengo un plan. Lo incluye. A usted, MP, digo. No sé si le vaya a interesar. Centro de barbarie cultural. Con vivienda y actividad laboral: Curso de Filosofía en 2666 minutos (es anual). Si quiere detalles, vaya asintiendo. (Y esta vez no va al fracasaso).
HR.

5/10/09 20:54  
Blogger Cece dijo...

t olvidaste del olor de los tilos

5/10/09 23:18  
Anonymous Daniel Melingo dijo...

Del barrio me voy/ del barrio me fui/ Triste melodía/ que oigo al partir/ voy dejando atrás/ todo el arrabal/ en mi recuerdooooo!

6/10/09 00:24  
Blogger claudia martinez campos dijo...

vuelvo cada tanto al blog porque me gusta, como "leyente" claro, no como escribiente. siempre tus palabras son ágiles, tus dichos claros, tus pensamientos agudos. todo parece estar a la vista y seguimos viviendo como si no, con lo que nos contaron que es, no con lo que es.
y en cuanto a dejar la casa de los padres... tiene sus ventajas. un deseo: que no sea porque el afuera lo exige.
saludos!

6/10/09 08:28  
Anonymous cristian dijo...

ademas VL es el unico barrio en donde las calles no son cuadriculadas y por lo tanto siempre que voy a visitar a algun filosofo que vive ahi me pierdo, la c...de mi hermana.

Y la quinta de Peron?

Ya te mudas?

saludos
cristian

6/10/09 09:28  
Anonymous MP dijo...

HR: voy asintiendo. Supongo que, como habitualmente pasa, al final voy a terminar negándome. Cuándo? Dónde?

Cece: cierto. Pero sabés que me cuesta retener los nombres del mundo vegetal.

Gracias, Claudia. Y no, esta vez estoy decidido. (Supongo que por eso pega un poco más la nostalgia del presente.)

La casa de Perón, la concha de mi hermana! Me olvidé. Gracias, Cristian. (Me mudo en el mediano plazo.)

6/10/09 09:58  
Anonymous Ariel Idez dijo...

Ay! los pajarillos, los benditos pajaritos, las endiabladas avecillas, las cotorrágicas picudas, los pájaros vocingleros, las hinchapelotas avechuchas, los estridentes pajarracos! EL INSOPORTABLE CANTITO DE LAS AVES de Vicente López: tu insomnio las va a extrañar cuando duermas arrullado por el monótono rumor del tráfico en un barrio cualquiera de la capital.

Un abrazo y allí donde recales te visitaremos. Adios chateau Pailos hola bulo Pailos.

6/10/09 10:07  
Anonymous Bernarda dijo...

Y hasta puede tener un efecto benéfico el mudarse. Así como podés elegir qué bartulos llevar a tu nuevo hogar, también podés elegir que hábitos, caras, vínculos, lugares (comunes y no tanto)dejar atrás. Nada como andar liviano de equipaje en tu nueva vida. Igual nadie dice que sea sencilla la menuda tarea. Suerte, fpailos.

6/10/09 16:53  
Anonymous Anónimo dijo...

Negándome... (Ahammm... seguimos la semana que viene)

6/10/09 19:53  
Anonymous MP dijo...

AI: siempre hay que pagar un precio: no hay un afuera del capitalismo.

B: eso es parte de lo que me entusiasma de la idea.

6/10/09 19:54  
Blogger e. r. dijo...

Hola, MP
Justo cuando iba a escribirlo, veo que el comentario de ojaral (que queda siempre al lado cuando uno comenta) se me adelantó. Vicente López es hostil. Es también ud. un tipo así mala onda con todo lo negro y ese tipo de cosas? Oh, ojalá que no, oh. Pero si sí, en fin, es un sitio triste la verdad, aunque casi siempre de apariencia burguesa ok.
Saludos

6/10/09 23:12  
Anonymous MP dijo...

ER: La hostilidad puede estar en la gente, pero no en el lugar.

7/10/09 09:55  
Anonymous Flori dijo...

Y las mediaslunas de grasa de la Vicente López?

7/10/09 13:36  
Blogger Hipotermia dijo...

A mi me gustó mucho.

En Vte López sólo conocí a un médico que hacía abortos.
Me fui de la casa de mi madre a los 16, y de la de mi viejo a los 22, ambas eran en Caballito Anónimo. A mi su historia me resulta totalmente ajena, pero qué bien cuenta su historia querido!
Un saludo.

7/10/09 21:47  
Anonymous MP dijo...

F: las medialunas de la VL son las mejores del Universo.

H: no sé si preguntar si es el mismo que aparece en El Pasado. Tanto tiempo, H.

8/10/09 09:47  
Anonymous Sebastián dijo...

"Y ellos eran nazis. Todos los alemanes son nazis."

MP, supongo que eso es parte de tu ácida forma de expresarte, y bajo ninguna circunstancia lo que realmente pensas, ¿no?

9/10/09 11:08  
Anonymous MP dijo...

obvio. El estilo ante todo.

9/10/09 19:14  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal