El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

23 noviembre, 2005

Tripas

Ahora también objetan los detractores mi categorización. Ellos afirman que cualquier libro puede ser objeto de la lectura de baño. Más allá de que “no hay clasificación del universo que no sea arbitraria y conjetural” (otra vez Borges) creo que mi delimitación es pertinente. Aquellos que intentan impugnar el género afirman que subordinar la lectura a los designios del intestino grueso consiste en una penosa sujeción del intelecto a los caprichos orgánicos, cuando en verdad es nuestra fisiología la que debería adaptar sus métodos a las inquietudes intelectuales. Ahora imagino que del mismo modo para esta gente debe ser todo un escándalo el hecho de que las palabras y las frases de los textos no acudan a su mente como un flujo de conciencia y en cambio deban someterse al penoso expediente de absorberlas a través de sus ojos, dependiendo en el acto del trabajo coordinado de conos, bastones y nervio óptico. Es asombroso que algunos aún piensen según la anquilosada dicotomía cartesiana de cuerpo/mente. Lo que la literatura de baño permite, justamente, es disolver ese falso problema reconciliando los dos campos que en rigor son uno solo: de algún modo leemos con el cuerpo y cagamos con la mente, de eso se trata ser seres humanos. Por eso reafirmo mis convicciones y aconsejo a todos lo que quieran experimentar una feliz comunión, una auténtica “lectura visceral”, que sigan mis instrucciones y acudan al baño con su ejemplar bajo el brazo.

Zedi Cioso

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal