El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

07 diciembre, 2006

Diálogos

_ Y sí, querida, el viaje fue muy largo... un mes más o menos... yo no podía comer nada, todo me daba asco y eso que había cada cosa de rica en el barco. Pero yo no, solamente comía un pedazo de pan y un poco de chorizo que nos había dado el Darío para el viaje... Un pan de esos de broa, ¿viste?, los redondos que tardan días y días en ponerse feos y chorizos. Y encima los tanos que gritaban y gritaban... Viajaban con todo, nosotros no: llevábamos el pan, los chorizos, un poco de queso y tu abuelo la caja con las herramientas para poder trabajar cuando llegáramos. Los tanos cargaban baúles y baúles llenos de cosas y hasta las gallinas se traían y estaban siempre sucios como el de la cuadra de tu casa... Lo único que queríamos era llegar a Buenos Aires y cuando llegamos y vi el Río de la Plata me quería morir... ¿de la plata? si parece de mierda dije yo, de plata sólo los ríos de Galicia. El día que llegué me acuerdo que me puse un trajecito que me había hecho la Florita, igual, igual a uno que tenía Evita: negro, con el cuello de terciopelo y bien al cuerpo... yo tenía una cinturita así, querida, que vos no tuviste nunca... Nomás llegar y ya nos vino el primer problema. Tu abuelo había traído un revólver y una escopeta de caza y no teníamos los permisos y no había manera de llevarnos las armas... qué no y qué no. Y nos tuvimos que ir a Avellaneda sin la escopeta nomás... Pero a los dos días fuimos a buscarlas con el primo Secundino que era el chofer de Evita...

_ Pará, abuela, ¿nosotros teníamos un primo que fue chofer de Evita?

_ Sí, querida, el Secundino y nos llevó hasta la aduana en el auto oficial de la perona...

_ ¿Ustedes viajaron en el auto oficial de Evita?

_ Sí, querida, y cuando entramos ni nos miraron a la cara, el Secundino pidió las amas y se las dieron sin chistar, ¿viste?, el auto tenía la chapa de la Presidencia de la Nación. Así como te cuento: salimos, nos subimos al auto y nadie nos reclamó ni permisos ni hostias...

13 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Ok, ok: asumo que a nadie le interesa las mínimas historias de mi familia. No importa, habrá otras, muchas, hasta que les interesen :-) Abrazos, Cobiñas

8/12/06 13:25  
Anonymous Anónimo dijo...

Ok, ok: asumo que a nadie le interesa las mínimas historias de mi familia. No importa, habrá otras, muchas, hasta que les interesen :-) Abrazos, Cobiñas

8/12/06 13:48  
Anonymous Matías Pailos dijo...

Por supuesto que me interesan, amiga. Pero además ellas revelan la profunda imbricación existente, nunca del todo revelada, entre el pueblo de Galicia y el pueblo Peronista, un solo corazón. (Y nosotros que creíamos que el pueblo Peronista era el Taiwanés...)

8/12/06 14:05  
Anonymous r dijo...

Yo también encontré la historia interesante. Más que nada, creo, porque me gustó cómo está contada.

8/12/06 18:54  
Anonymous Cobiñas dijo...

Gracias, R. Pailos, tiene razón: larga relación entre gallegos y peronistas: se escapaban de Franco y caían en Perón. Así somos los gallegos, por esas cosas de la historia los más sangrientos mazorqueros rosistas también eran "da terra nai".
Abrazos, Cobiñas

9/12/06 14:16  
Anonymous ER dijo...

Caramba, Cobiñas, tantas veces que la he visto, y sin embargo, engañado que estuve, no detecté el vello simiesco en su rostro (mentira, mentira, sólo que queda bien, o por lo menos me gustó la frasecita).
¿Cuántas iglesias mandó a quemar Franco? ¿Cuántas veces bombardeó la plaza de gobierno en madrid una parte de la milicia para derrocarlo?
¿Cuántas elecciones ganó?
¿Exiliado allá y no por casualidad?
Concedo, pero, ¿alcanza para ensiamesarlos por la cabeza?
Ah, la vida es dulce y compleja, sin moraleja.

12/12/06 01:12  
Anonymous Anónimo dijo...

Querido amigo Er, no llego a entender si su comentario es una defensa de Perón o de Franco o de ambos o quizá de ninguno.
Por supuesto, el origen de mi familia seguramente marca mis comentarios tanto sobre Franco como sobre Perón. Las relaciones político-económicas entre ambos régimenes son bien conocidas y no es necesario recordarlas acá. Concedo que mis apreciaciones pueden ser exageradas, pero no se va a escandalizar justamente usted por eso. Abrazos, Cobiñas

PD) creí que sabía que me afeito :-)

12/12/06 20:32  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Excelente recreación de la voz de la abuela (¿Descubrimos en Cobiñas un virtuoso "oido puigeano"?)
Con mi abuela me pasó algo similar. Ella solía contarme siempre la misma historia de su infancia, que el barrio, que el almacén, pero un día habló cinco minutos más y como si tal cosa mencionó que había conocido a Gardel una tarde e incluso que el Zorzal criollo le arrojó una moneda de 5 centavos (porque parece que repartía dinero entre los niños)

13/12/06 10:49  
Anonymous Anónimo dijo...

Sí, increíble. Perspectivas diferentes que tienen que ver con "vivir la historia" o leerla en un libro :-)) Besos.

13/12/06 16:22  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Exigimos más historias, cumpla con su promesa proferida en forma de amenaza, Cobiñas (La popular pide una de su Padre: ese personaje que la vida le ha arrebatado a la literatura).
Besos

14/12/06 10:40  
Anonymous ER dijo...

mi querida cobiñas, me espanta el hecho de que no se lea con cuál de los dos regímenes me quedo. Ha llegado el momento de revisarme a mí mismo los bolsillos.

pd: sí, efectivamente, he detectado que se afeita, por afán de disimulo ideológico. (perdón, estaba picando en el área).

19/12/06 23:40  
Anonymous ER dijo...

y respecto de escandalizarme, pero por favor, es un placer leer sus despropósitos.

salud

19/12/06 23:41  
Anonymous Anónimo dijo...

Ay, ay, ay, ER. Diga que lo quiero que si no... :-)) Abrazos, Cobiñas

21/12/06 11:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal