El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

16 abril, 2007

Cosas que pasan en un departamento

Segundo Be.
Tocan el timbre. Abro.
- Hola Tomás.
- ¿Siempre atendés así a la gente?
- ¿Así cómo?
- En bolas.
- No estoy en bolas.
- Sabés lo que quise decir.
- Si, atiendo así… ¿no te gustan mis tetas?
- Me encantan.
Cómo no me van a gustar. Un cuerpo preparado para cogerte, dispuesto a cogerte. La operación le había dado un par de tetas redondas y brillantes, redondas y tirantes, y ahora las tengo literalmente al alcance de la mano.
Un culote de encaje blanco, unos tacos aguja también blancos. La piel tan rosa, el pelo tan rubio.
- ¿Tomás algo?
- ¿Tenés limas?
- Está todo ahí en la barra.
- ¿A vos como te gusta?
- Como lo preparás vos.
Este es mi recreo. El pibe llega a las seis y me prepara un trago, todos lo lunes igual, se prepara uno él y se sienta en el sillón muy tranquilo, muy callado, media hora ahí sentado; mira su vaso, revuelve los hielos, pisa las limas, me mira, no como si quisiera coger, porque ya me va a coger, sino como si le gustara. Hay algo en mí que lo sorprende y algo que lo intriga. Quizás soy la mujer con la que siempre soñó. Eso, parece que me soñara.
- ¿Hoy te vas a las ocho como siempre?
- Ocho y media me voy siempre.
- ¿A esa hora vuelve tu mujer? - Indagó.
- No, a las nueve tengo clase en la facultad.
- ¿No preferís quedarte?
- Si, claro, pero tengo facultad.
- Falta.
- ¿Para qué me anoté entonces?
- ¿Y tu mujer?
- Trabajando.
- ¿Por qué venís?
- Como dijo Engels, la hipoteca siguió a la propiedad privada como la prostitución a la monogamia.
Porque me gustás.
- ¿Eso dijo Engels?
- Mmmmh.
- Gracioso.
- No quise ser gracioso, quise impresionar.
- Sos medio boludo vos. Relajate. ¿Terminaste el trago?
- Si.
- ¿Querés otro?
- Quiero que te metas en la ducha y te pases la esponja apenas rozando tu pezón.
- Juajajajjaaa… ¡Qué específico que sos en tus gustos!


Zatoichi

3 Comentarios:

Anonymous Matías Pailos dijo...

Minimalismo erótico. Descubrimos, a la par, la monomanía sexual de Zatoichi. Bienvenido al club.

16/4/07 18:37  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Lo que me temía, aparte de todas sus virtudes, si lo desea, Zatoichi también puede ser un gran escritor.
No es justo, déjennos algo para los feos, sucios y malos.

17/4/07 00:49  
Blogger sol dijo...

está bien la especificidad, nada peor que esos delirios vagos e inconcretables

17/4/07 14:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal