El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

01 julio, 2010

Fútbol, fútbol, fútbol


1

Distéfano, Cruyff, Puskas. Platini, Zico, Rummenige. Eusebio, Yashin, Francescoli. Baggio. Maldini. Kroll.

Ninguno de ellos ganó un Mundial.

Fueron todos enormes jugadores. Más aún: los dos primeros entran en toda lista de los mejores cinco jugadores de la historia, y algunos incluso dicen del primero que fue el mejor de todos.

Así que se puede ser un gran jugador y un enorme jugador sin haber ganado un Mundial. Se puede, incluso, ser el mejor de todos y no haber ganado un Mundial.

Messi puede no ganar un Mundial. Después de la serie de grupos, son, con toda la furia, cuatro partidos a suerte y verdad. Si bien, en general, gana el mejor, el porcentaje de batacazos es altísimo. Por otra parte, que te limpie Alemania, España, Holanda o Brasil no cuenta, exactamente, como “batacazo”.

No obstante lo cuál, Messi va a seguir siendo el mejor. Nadie desequilibra como él. Nadie genera tantas situaciones de gol como él. Nadie acumula tanta marca, nadie hace amonestar a los rivales, nadie habilita a los compañeros tanto como él. Sigue teniendo la gambeta en velocidad más rápida de la historia. Pero ahora le agregó ojos en la nuca. Será cuestión de que no se desespere por meter goles. Será cuestión que entienda que no los necesitamos. ¿Ataja el arquero, pega en el palo? Ahí están Higuaín, Tévez, Palermo, Agüero y Milito para liquidar el asunto. Lo que necesitamos son sus jugadas. Porque lo que hace él, no lo hace nadie. (Nadie: ni Robben, ni Cristiano, ni Kaka.)

¿Me estoy atajando?

2-

Diego se está convirtiendo en un gran técnico. Quizás ya lo sea. Pero a diferencia de otros con los que se codea, él todavía se está formando. Las virtudes que despliega son particularmente eficaces en Mundiales, así que está convirtiéndose en un especialista. Así como hay jugadores de Mundiales (Caniggia, Klose), también hay técnicos de Mundiales. Sin contar con el inflador de almas de su presencia y su aliento, Diego tiene una amplia flexibilidad para adaptarse a las circunstancias, en los siguientes dos sentidos: ve el partido como pocos y pone en la cancha a los que mejor están. Meter a Palermo cuando Mancu y Enrique pedían a Higuaín, pero mucho más meter a Agüero cuando solo los hinchas de Independiente nos acordábamos del Kun, subrayan lo primero. Cambiar el equipo de partido a partido, y tirar a Maxi, Otamendi y Burdisso, y animarse a dejar afuera a Jonás o a Verón, señalan lo segundo. Pero vale la pena destacar el siguiente y relevante detalle: los cambios de Diego siempre son jugados, y va adelante como loco. El único botón de muestra que merece nombrarse es la inclusión de Tévez, sin sacar a Higuaín, ni a Messi, ni a Di María ni a Verón.

Pero puede fallar. Te clavan un gol al minuto y todo se hace cuesta arriba. Se te lesiona un central después de que hiciste los tres cambios y te ganaste un agujero en la defensa. Le sacan una amarilla tras otra a Mascherano y Ozil se gana un free pass a las semifinales. ¿Me estoy atajando?

3)

Alemania es increíble. Cada Mundial sale a la cancha con ocho de once tipos a los que no oíste nombrar en tu vida, que se juntan y la rompen, y después vuelven a la intrascendencia de la Bundesliga. ¿“Ozil”? ¿“Muller”? ¿“¿Qué dirá?”? Bueno: agarrate. Porque estos hijos de puta te meten uno y ya no les sacás de la cabeza que son los mejores y que te van a ganar, aunque después le metas tres. Y el fútbol, como recuerda el Mariscal, es un estado de ánimo. Corren como locos, juegan como pocos, meten mucho miedo.

Nosotros somos mejores, pero…

¿Me estoy atajando? Me calcé los guantes y me acabo de embolsar, con toda la intención de tomarme mis buenos siete segundos antes de patearme hasta mucho más allá de mitad de cancha.

¡A ganarrrrrrrrrrrrrr!

Matías Pailos

Etiquetas:

5 Comentarios:

Blogger Fideos con manteca dijo...

paradigma de jugadores que sólo existen en mundiales Salvatore Schillaci

1/7/10 02:12  
Blogger j. dijo...

(inserte aquí comentario de minita)

1/7/10 08:56  
Anonymous MP dijo...

Toda la razón, Fideos.

J: mina, tenías que ser.

1/7/10 09:00  
Anonymous Ariel Idez dijo...

Alemania es una máquina de guerra futbolística, nene! diría el Bambi Deleuziano. No les tememos, les respetamos. Para la gente que no entendía la convocatoria de Diego: armo entre todos uno como él: el talento con Messi, la revancha con Verón, la mística con Palermo, el huevo con Masche, el pueblo con Tevez son, entre todos, un Maradona.

Te quierooooo Diegoooo!!!

1/7/10 10:19  
Anonymous Anónimo dijo...

Dijo Schweinsteiger: "los argentinos son provocadores y van a la cancha por el chori y por un plan."
Dijo Lahm: "los argentinos se sientan en las plateas ajenas. Los llevan en micros los intendentes del conurbano de Pretoria."
Dijo Matthäus: "Maradona es un montonero K sin un concepto. Los argentinos se cagan la asignación universal en faso y vuvuzelas."
Qué vas a hacer. Son los gorilas de Bavaria. Viven entre pinos y boinas blancas.

2/7/10 10:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal