El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

08 diciembre, 2005

Xilofon

Se agrega a la lista de bloggers de mate tuerto "Xilofon". Aquellos que creen que este es mi verdadero nombre estan equivocados, y aquellos que tienen la esperanza de algun dia averiguarlo van a quedar inevitablemente desilusionados.
La historia del origen del seudonimo "Xilofon" no puede dejar de contarse. Cuando un filosofo va a estudiar a un pais extranjero se encuentra con gente de todas las nacionalidades, entre ellas, por supuesto, Grecia. En este caso, el personaje con el cual me encontre no fue Socrates ni, mucho menos, Aristoteles. Se trataba mas bien de un flaco desgarbado, con una nariz en forma de gancho de proporciones descomunales, y con un acento que ni el mas avezado de los viajantes podia distinguir. Cuando le pregunto su nombre, emite un sonido que se asemejaba a algo asi como "grgrgrmnm...Xilophon..vgftbfr". Acto seguido, en un impulso sociabilizador, le pregunto: "ah, te llamas Xilophon, como el instrumento!". "No, no", me responde indignado (como si lo hubiese herido no solo a el sino a toda una milenaria tradicion de sabiduria occidental). "gfrrh...Xenophonte...frhufhr"!, me aclara.
En fin, al dia de hoy sigo sin saber como se llama. Lo que es seguro es que no se llama como el instrumento. Pero creo que seria divertido llamarse asi, asi que ese es el nombre que elegi para presentarme en publico. Proximamente, mas anecdotas Torontesas...

2 Comentarios:

Anonymous Zedi Cioso dijo...

Sí, sí, sí, Xilofón. Bienvenido a las páginas virtuales de Matetuerto. Me caqué de risa con el relato-génesis de su nom de guerre. Espero que sus artículos resuenen en este blog con el timbre agudo y disonante que despierta su instrumento.
C.Z.

8/12/05 13:08  
Anonymous Matías Pailos dijo...

Xilofón de Torontós, si mal no recuerdo. Filósofo cínico, aunque heterodoxo, de avatares epicúreos. Se lo recuerda especialmente por gozar de un estómago infinito (sus reflexiones sobre esta entidad lógica o matemática pueden tener su origen en su estómago). Se lo recuerda también por una anécdota que nada tiene que envidiar a la de Diógenes y Alejandro. Una vez, estando presente con sus amigos dispuestos a dar inicio a una partida de un juego de mesa, se oyó a Xilofón decir, ante el encargo de sus amigos de comida, 'no, para mí no, yo no tengo hambre', para luego borrar de un plumazo la mayoría de los bollos encargados (ante el estupefacto de sus amistades).

Matías Pailos

9/12/05 15:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal