El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

26 noviembre, 2005

Zedi Cioso se fue a la mierda

No hay recetas ni etiquetas para la literatura de tocador (no confundir con literatura toqueteira, que también puede ser aprovechada en el tocador, y por el tocador –con lo que tenemos un caso de una entidad que no es y es uno mismo). Ejemplo: 2666, de Bolaño. Es el libro que más he leído en el baño, y este es mi criterio favorito para seleccionar un libro como libro de baño. ¿Qué mejor puede definir a un libro como ‘libro de baño’ que el hecho que sea leído en el baño? Este libro ni ‘está dividido en pequeños capítulos’ ni es ‘un ejemplar reducido’, ni tampoco, claro está, no puede ser leída en un ámbito distinto al baño, ni es conveniente no subrayarlo. Con lo cuál tenemos que el ejemplo eminente y paradigmático de libro de baño no satisface ninguno de los criterios con los cuáles Cioso determina a la literatura de baño. Entonces o 2666 no es un caso de literatura de baño, o los criterios de Cioso son pura mierda y putas cochinadas. Pero, como vimos, 2666 sí cumple, y en un grado más alto que ningún otro, la pauta más intuitiva y distintiva de la literatura de baño: ser un libro leído en el baño. Así que el cúmulo de normas que Zed nos ofrece no dan en el punto y, por el contrario, restringen y limitan de un modo casi diría castrador a la literatura bañal. Olvidémonos de Cioso.
Claro: lo que la literatura de bao sea es relativo a lectores. Así que está bien que los libros arquetípicos de literatura de tocador sean diferentes en el caso de Cioso y en el mío propio. Pero uno puede afirmar esto sólo si establece como criterio de literatura bañal el que yo explicité. Si uno adopta el que propone Zed, los libros de baño de nadie más que los de Zed serían libros de baño. Como ven, la teoría de Ze tiene efectos represores.
Y ahra un pequeño (sub)catálogo de (sub)géneros literarios que a la vez pertenecen (sus ejemplares) a la literatura de baño:
1)libros de Bolaño. Ejemplos: 2666, Detectives Salvajes, Putas Asesinas, LNEA.
2)libros de ciencia ficción: ‘Hacedor de estrellas’ (Stapledon), Valis (Dick), ‘La República de los Sabios’ (Schmidt).
3)libros de policial (cuasi) inglés: Guillermo Martinez, Chesterton, ‘Los Rojos Redmayne’ (E. Phillpots).

Una última cosa: ¿‘El Libro del Desasosiego’ literatura de tocador? Es un bodrio insoportable y un bodoque imprescindible, delicioso y agudísimo, de inteligencia fina y profunda, que uno no puede dejar de leer y no aguanta leer (masomenos lo que Borges decía de Joyce, ¿no? Pero Joyce es puro placer y sólo (me) despierta entusiasmo. Con Pessoa me pasa lo que con Fellini: no logro sofrenar mi deseo que termine para así aplaudir de pie, y salir al trote de la sala.

Matías Pailos

8 Comentarios:

Anonymous Zed dijo...

Sr Matías Pailos:
Me asombra la puerilidad de su argumento, con ese mismo criterio, primero enviamos un perro al espacio y después podremos afirmar, muy sueltos de cuerpo, que todos los cánidos son astronautas.

28/11/05 13:15  
Anonymous Zed dijo...

Yo me pregunto ¿Lo que a usted le pasa con El Libro del Desasosiego es El Libro del Desasosiego? Por un defecto visual yo veo el marrón como verde, pero no le impongo al mundo mi percepción.

28/11/05 13:19  
Anonymous Matías Pailos dijo...

Sí, sí: te asombra 'la puerilidad de [mi] argumento', pero no te veo dándo razones para desestimarlo.
Yo no sostuve que todos los libros son libros de baño, sino que todos son potenciales libros de baño.
Si seguimos con tu casus belli, podemos decir que todos los perros que viajan al espacio son perros astronautas, y esto es bastante razonable. ¿Encontrás algún modo de contradecirlo?
Claro que intentás imponer tu visión del mundo. Decís: esto es lo que uno puede leer en el baño (libros con capitulitos, por ejemplo), esto es lo que no se puede hacer en el baño (subrayar, verbigracia). Llegado un punto, uno tiene que confrontar con su destino: vos sos un moralista, qué le vas a hacer.

Matías Pailos, el belicoso

30/11/05 22:52  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Afirman los zoólogos que son los animales más inofensivos aquellos que desarrollan las conductas más agresivas para intimidar a sus depredadores. Yo propuse una categoría que, como toda categoría clasificatoria, es arbitraria. Ahora bien, cada cual puede hacer lo que le plazca, leer el Edipo Rey como un policial o el Ulises como un melodrama, sugerir una clasificación aún está lejos de predicar una moral. Y además Habría que revisar las categorías de potencia y acto, si todos los libros son potencialmente de baño, la categoría no existe ¿Entonces para que te entusiasmás y propones tu propio (flojo) cannon? En fin, podría seguir exponiendo argumentos, pero siento el llamado de mis intestinos, y un maravilloso ejemplar me aguarda junto al bidé.

Z.C.

2/12/05 17:28  
Blogger El Mate Tuerto dijo...

si un argumento solo es refutado por otro argumento... y no por hechos... entonces que uno pueda lleve cualquier libro al baño (o cualquier perro al espacio) no dice nada del canon de Zedi, y mucho menos si dicho canon es normativo como dice Pailos, lo que contradice al propio Pailos
Per Abbat

3/12/05 20:52  
Anonymous Matías Pailos dijo...

El argumento no sólo es correcto, sino que sus premisas son verdaderas. Así como todos los seres humanos somos potencialmente astronautas, todos los perros lo son. (Dado que lo que define a un astronauta es viajar al espacio, ¿qué más?).
Yo no afirmo que todo libro es literatura de baño, sino que todo libro es potencialmente un libro de baño (basta que sea leido en el baño)
Y lo que le decía en el comentario que no salió publicado es que, asúmalo, es usted un moralista que quiere decir qué es lo correcto (en este caso, que es lo correcto leer en el baño) y qué no. Usted no sugiere la conveniencia de adoptar esta o aquella posición o actitud; usted dice: esto se puede (leer en el baño) -lease, esto es correcto leer en el baño-, esto no se puedo -lo mismo.
Lo respetamos y queremos igual (yo y mi otro yo).

Matías Pailos

5/12/05 14:33  
Anonymous Matías Pailos dijo...

A Cioso: lo que diferencia a un potencial libro de baño de un actual libro de baño es que el potencial libro de baño que no es leido en el baño no es, de hecho, no es todavía, un libro de baño. Vos y yo somos potenciales muertos, pero no somos muertos (no todavía, pero todo llega con sólo tener la paciencia suficiente).
Hay dos sentidos más o menos bien instituidos de 'moralista'. 1-El sentido francés, como 'reformador de las costumbres'. No es malo ser un moralista en este sentido, es el único modo en que se puede intervenir para tratar de disminuir el sufrimiento o aumentar la felicidad. 2-El sentido kantiana y castrador, en el que se prohibe y reconvina conductas. Tu modo de expresión no sólo permite inferir que actuás del primer e inocuo (o encomiable) modo moralista, sino que también lo hacés en el segundo (y nefasto o hinchapelotas, al menos) modo (moralisa kantiano).
Yo creo no incurrir en esta segunda posición, aunque sí en la primera actitud normativa, porque sólo explicito mis gustos y procuro difundirlos en beneficio general (yo la pasé bien y quiero que uds la pasen igual).
Con esto respondo a Abbat: mi actitud es normativa sólo en este sentido inocuo. En efecto, pretendo reformar costumbres, pero no imponerlas (contrariamente a lo que el modo de expresión de Cioso da a entender).
Por otra parte, tal como Rorty y Sellars y Quine y Popper y M.Willims (y..., y...), sólo una proposición justifica una proposición. Los hechos intervienen en relaciones causales, no en relaciones inferenciales. De esto (una afirmación) deduzco esto otro (otra proposición: no un hecho).
C'est tout.

Matías Pailos, el redoblante de la apuesta

5/12/05 14:48  
Anonymous Anónimo dijo...

intense interested udomhead commain chieveley society grademusic gooda telegraphic directly adopting
semelokertes marchimundui

22/12/09 04:26  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal