El Mate Tuerto

"Se fingirá el saber que no se tiene."

Mi foto
Nombre: El Mate Tuerto
Ubicación: Argentina

10 mayo, 2006

Cómo vivir

No hay una forma correcta de vivir, y esto es una perogrullada. “¿Cómo debo vivir mi vida?” es una pregunta sin respuesta. Sin respuesta correcta y general, y esto es otra verdad asequible hasta para el más estúpido –y ese soy yo. Aquellos de nosotros que hayamos atravesado la experiencia psicoanalítica habremos hecho carne aquello de que no hay deberes. ¿Para qué hacer este tipo de afirmaciones? Cada negativa, cada predicado de inexistencia atiza a las fieras precámbricas dispuestas a defender con dientes de sable los tesoros forjadas por el platonismo. ¿Qué?, preguntarán. Sí, yo tampoco entendí muy bien qué quise decir. (La relectura es el horror… el horror…) Mejor plantearse cómo vivir la propia vida, es decir: mejor atomizar la pregunta, disgregarla en miríadas de particularismos. Además, claro, esa pregunta solo esconde varias otras agazapadas. Preguntas que se presentan disfrazadas de la pregunta acerca de cómo vivir, preguntas hijas de la pregunta existencial primigenia. De todas ellas (por ejemplo: ¿cuál debe ser mi objetivo? ¿Un objetivo o múltiples? ¿Cómo ordenarlos? ¿Qué estrategia adoptar para lograr su consecución? ¿Una estrategia o múltiples? ¿Debo dejar algo librado al azar o no? ¿Qué táctica, qué tácticas adoptar? ¿Hay diferencia entre estrategia y táctica o es puro cuento?) voy a centrarme en una: ¿qué actitud me conviene adoptar (ante la vida) (en general)? Ustedes me dirán: bueno: ¿en qué circunstancia? ¡En general! (Abstraigan un poquito, mis viejos. ¡Oh, sombra temida de La Generalidad, vengo a invocarte!) O retrucarán: no hay regla. No hay banda, no hay orquesta. Claro, claro. Esa es otra perogrullada. Voy a lo siguiente:
Hay modelos de conducta. Yo tengo varios. En momentos de zozobra, de duda, de indecisión, pero también: en momentos de exaltación, de desmesura, de conquista, es decir: en todo momento, lo tengo a mano. ‘El TEG es como la vida’, sostiene Zatoichi. ‘El ajedrez es como la vida’, sostiene Xilofón. (‘El ajedrez es la vida’, sostiene Bobby Fisher, con la cadena suelta, con la chaveta perdida.) Yo digo: el futbol es como la vida. Y también: el básquet es como la vida. Y yo quiero jugar como Manu Ginobili. Definitivamente mi modelo de conducta, si lo tengo (sí: les mentí oraciones arriba. No sé si lo tengo. Pero si lo tengo, es el Manu).
¿Qué es Ginobili? Mmhh, difícil. Empecemos por otro lado: ¿qué-No-es Ginobili? No es el mejor jugador del mundo. No es el mejor jugador en su puesto. No es el mejor atacante. No es el mejor defensor. No es el mejor triplero. No es quien mejor la vuelca. No es quien mejor penetra. No es quien mejor pasa, no es quien mejor tapona, no es quien mejor roba, no es el jugador más intenso, no es el más cerebral, no tiene el mejor porcentaje de libres. No es el mejor en nada. En nada. Repito: en nada. Sin embargo…
Sin embargo y Quizás, Ginobili sea quien mejor contribuya al éxito de su equipo. De cualquier equipo en el que participe. Nunca Andino de La Rioja anduvo mejor que con él. Nunca Kinder Bologna anduvo mejor que con él. Nunca San Antonio Spurs anduvo mejor (sí, fueron campeones antes, una vez. Con Manu en el equipo, 2). Nunca la Selección Argentina anduvo mejor. ¿Se necesita energía joven, penetraciones, volcadas? Ahí está Ginobili. ¿Se necesitan triples? ¿Se necesita juego áspero, defensa? Ginobili. ¿Contraataques? Ginobili. Se necesitas que seas suplente, Manu. Muy bien: entonces es el mejor suplente de la temporada.
Uno no siempre elige qué dar de uno. Uno no siempre rinde como quiere y espera en los lugares que quiere y espera. ¿Qué hacer ahí, qué hacer entonces? Explotar sus virtudes del momento. Si está errático en los triples, se aplica a la defensa. Si pierde muchas pelotas, la pasa más. Y cuando empieza a rendir, aprieta las tuercas y exprime la buena racha al mango, la hace de chicle. Le sacamos todo el jugo, la hacemos durar todo lo que se pueda.
Inevitable desfallecer. Uno es humano, no un mecanismo infalible de relojería irrompible. ¿Qué hace? Vive su desconcierto. Vive sus yerros constantes, y agota yerros y desconcierto en ese momento, corto o largo. Después, borrón y cuenta nueva. Sabe que así es como va a dar lo mejor de sí durante la mayor cantidad de tiempo. Sabe que esa es la forma en que el grupo al que pertenece eleve sus probabilidades de obtener lo que desea. De triunfar, bah. De ganar.
Lamento la jerga de autoayuda que infecta mis dichos. Es el vocabulario del deporte, es la vergüenza del intelectual. ¡Horro, la felicidad! ¡Horror, la realización! ¡Horror, la estupidez! Bien, confieso. Quiero ser feliz, quiero realizarme. A veces (confieso: solo a veces) estoy dispuesto a pagar la estupidez como precio. (Como no soy modesto, como tengo compulsión exhibicionista, menciono a Odín dando un ojo de la cara por la sabiduría que le fuera ofrecida.) ‘¿Qué es ‘realizarse’?’, chilla el intelectual. Ufff… de todo eso (digo, pateando a la tribuna la disputa) ya escribiré en posts por venir. En básquet también hay que saber esconderse de los grandotes que te vienen a fajar.

Matías Pailos

20 Comentarios:

Anonymous p. dijo...

los escucho desde hace un rato pero recién ahora me animé a llamar.
me gusta mucho vuestro blog.
(y éste post me pegó particularmente)
saludos.

11/5/06 00:46  
Blogger cutipaste dijo...

El modelo Ginobili está muy bien. Por lo pronto comencé por tener la camiseta. Pero creo que prefiero el modelo Charles Barkley (de quien también tengo la camiseta), no tanto por como jugaba (uno de los 10 más grandes) sino por esto:

http://www.clintcam.com/barkley/

(gran fan de Manu, hay frases sobre él)

Excelente post, Matías.

11/5/06 10:48  
Anonymous Xilofon dijo...

Interesante post. De todas maneras, ni Ginobili ni Barkley: Garry Kasparov. Cada derrota lo motiva a tal punto que nunca en su vida perdio dos veces seguidas. Es capaz de jugar con los seis mejores jugadores del pais simultaneamente y ganarle a todos, y no hay maquina que pueda vencerlo. Tema aparte: creo que cómo hay que vivir es algo objetivo, y no relativo a cada uno.

11/5/06 13:07  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Bienvenido p. y alabado sea este post que lo sacó de la lista de nuestros lectores secretos para pasarlo a la de los públicos.

11/5/06 21:55  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Manu Ginóbili: Instrucciones de uso

Mi modelo es Ricardo Enrique Bochini: era petiso, pelado, esmirriado pero con rollitos, no entrenaba, no corría, y si ven sus videos van a poder observar que tampoco tenía una habilidad "tradicional" sino que era como un duende, un elfo del fútbol, un genio disfuncional que era tan tímido que prefería hacer que los otros metieran los goles a hacerlos él.
Gracias Bocha.
Perdón, pero me puse sentimental.

11/5/06 21:58  
Anonymous Matías Pailos dijo...

el bocha, o el ídolo del genio del fútbol mundial (que era de Independiente, por supuesto, porque era de Fiorito, Avellaneda. Y en Avellaneda son todos de Independiente). El papá de Aguero. El que también le hacía todos los goles a Gatti, y el que dibujó un par de paredes y regates para ganarle la Intercontinental a Juventos, allá por los prenatales años '74.
Decía, en el comentario que el ciberespacio me cercenó, que prefiero a Shirov a Kasparov, más cerca de Fisher de lo que él cree. Pero mejor Kamsky. Cuando X vuelva por Bs As voy a forzarlo a que escriba un post sobre las cosas que hacen esos tipos cuando juegan ajedrez. Ya van a ver: están todos locos.
p: le decía que se deje ganar por la timidez y venga más seguido.
Alfredo: gracias por la dirección. Pude comprobar que el gordo, además de imperdible, es republicano (lo que me aguó un tanto la fiesta, pero sólo un tanto).

11/5/06 22:51  
Anonymous Matías Pailos dijo...

p: le decía que No se deje ganar por la timidez. Y que Juventos es Juventus. Y que prefiero Shirov a Kasparov, y que eso es mentira.

11/5/06 22:53  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Voy a contar una sóla cosa sobre Kasparov. Xilofón ya la sabe pero se la guarda, así que la cuento yo. En los años 80' Karpov era el número 1 de la FINA y del Politburó, es decir la burocracia gobernante soviética. Karpov, un muchacho humilde de Bakú, una lejana aldea sometida a la URSS, lo desafió. Jugaron el match por el campeonato del mundo. El que ganaba era el mas grosso. Se jugaba a cinco puntos. Karpov ganó con comodidad los primeros cuatro. Entonces Kasparov cambió de estrategia y el quinto partido hicieron tablas ( que entonces no contaban 1/2 punto cino cero) y el sexto partido también hizo tablas, y el séptimo, y el octavo, y hací treinta y ocho partidos más. El trigésimo noveno Karpov perdió. Y cuatrogésimo también.
Y ya saben quién se consagró campeón.

12/5/06 01:33  
Blogger cutipaste dijo...

Vaaamos, ¿quién no es republicano en EEUU? Es como acá, que somos todos peronistas, aún los que no lo somos.

12/5/06 08:54  
Anonymous Matías Pailos dijo...

queda excusado el gordo, por supuesto. (Pero no me compare el partido republicano con el justicialista, por favor.)
Baku no es una lejana aldea, sino la capital de Azerbaiján. Un república con ínfulas independentistas, entonces; una república independiente, ahora. (Porque los soviéticos serían soviéticos, pero muchas veces eran más rusos que otra cosa.)

12/5/06 10:38  
Anonymous Xilofon dijo...

MP: No me sorprende su preferencia por Shirov, antes que Kasparov. Shirov es un romantico. Es capaz de mover el rey en la tercer jugada con tal de descolocar a su adversario. Una vez quien escribe estaba en un torneo en Suiza observandolo jugar. Este personaje tiene la particularidad de que en vez de mirar el tablero necesita caminar obsesivamente de un punto a otro para pensar. En un momento, en un tipico gesto de hombre rousseauniano, vuelco un vaso e interrumpo su concentracion. El hombre se acerca a mi y me dice: "pido silencio por favor". Estoy acostumbrado a que me reten por volcar cosas, pero que lo haga Shirov...
En cuanto a Kamsky, le perdi el respeto al saber que el padre lo obligaba a jugar y le propinaba golpizas cada vez que perdia. Incluso teniendo 25 anios.
Y kramnik? no nos olvidemos de el. A pesar de que llega tarde a las partidas porque se queda hasta altas horas de la noche de juerga en los bares, logro ser el numero 2 en el ranking.
Cioso: permitame corregirle dos cosas. En el match que ud menciona Karpov iba ganando 4 a 0, pero despues de 9 partidas. Asi que no gano las 4 partidas seguidas. Hubieron tablas en el medio. Ademas Kasparov es de Baku, no Karpov. Por eso se lo llama "el genio de Baku".

12/5/06 13:22  
Anonymous Xilofon dijo...

MP: No me sorprende su preferencia por Shirov, antes que Kasparov. Shirov es un romantico. Es capaz de mover el rey en la tercer jugada con tal de descolocar a su adversario. Una vez quien escribe estaba en un torneo en Suiza observandolo jugar. Este personaje tiene la particularidad de que en vez de mirar el tablero necesita caminar obsesivamente de un punto a otro para pensar. En un momento, en un tipico gesto de hombre rousseauniano, vuelco un vaso e interrumpo su concentracion. El hombre se acerca a mi y me dice: "pido silencio por favor". Estoy acostumbrado a que me reten por volcar cosas, pero que lo haga Shirov...
En cuanto a Kamsky, le perdi el respeto al saber que el padre lo obligaba a jugar y le propinaba golpizas cada vez que perdia. Incluso teniendo 25 anios.
Y kramnik? no nos olvidemos de el. A pesar de que llega tarde a las partidas porque se queda hasta altas horas de la noche de juerga en los bares, logro ser el numero 2 en el ranking.
Cioso: permitame corregirle dos cosas. En el match que ud menciona Karpov iba ganando 4 a 0, pero despues de 9 partidas. Asi que no gano las 4 partidas seguidas. Hubieron tablas en el medio. Ademas Kasparov es de Baku, no Karpov. Por eso se lo llama "el genio de Baku".

12/5/06 13:22  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

No, perdón, quise decir que Kasparov era de Bakú (que recuerdo precisamente por el mentado sobrenombre) Sí admito que le pifié con lo de "aldea lejana" (suerte que no profundicé en la descripción de sus humildes casillas que apenas resistían los inclementes inviernos soviéticos). El Blog a veces promueve esta falta de rigor. Pero con Pailos, el hombre que conoce las capitales de TODOS LOS PAÍSES DEL MUNDO (y los reto desde ya que si lo cruzan de casualidad le digan "Altro Bolta" o "Burkina Faso" y se encontrarán con la respuesta correcta.

13/5/06 01:10  
Anonymous Zed dijo...

Una Más. Xilofón, ¿No puede hacerme el favor de NO HACER SILENCIO y retomar todo lo que nos acaba de contar (y sume por favor la anécdota de Karpov Kasparov y relátela como Dios Manda) y armar un post sobre Ajedrez. Por favor.
Todos se lo vamos a agradecer.
Ya tiene las blancas.
Haga la movida.

13/5/06 01:13  
Anonymous Matías Pailos dijo...

Ouagadougou: capital de Burkina Faso (ex Alto Volta).
Ya no conozco todas las capitales del mundo. Las conozco algo así com una semana al año. Después me olvido. Tengo que estudiar más seguido.
Cioso tiene razón, X: arme un post de ajedrez, y cuéntenos cómo camina Shirov, y como no camina Kramnik.

13/5/06 08:02  
Anonymous p. dijo...

señores,la p. es de Pau, aclaro por si creían que era otra persona (y es muy feo confundir la gente en los blogs)
..y la verdad no siempre tengo algo opinar.
Pero prometo pasar a saludar, mientras
sigan con su discusión nomás..

13/5/06 10:33  
Anonymous Matías Pailos dijo...

yo casi nunca tengo algo que decir, pero siempre opino. No, no creíamos que eras otra persona. Es solo nuestra natural inclinación a acoger con beneplácito a toda mujer y hombre que quiera transitar el virtual suelo patrio lo que nos impulsó a darte la bienvenida. Reitero: esperamos verte seguido (o cuando lo dispongas).

13/5/06 19:14  
Anonymous p. dijo...

Entendido y agradecida.
prometo no desplegar mi neurosis o paranoia o lo que sea cuando comente proximamente.

15/5/06 10:55  
Anonymous Zedi Cioso dijo...

Entonces bienvenida P. de Pau, esperamos contarte dentro de nuestra pequeña pero fervorosa cofradía de lectores.

16/5/06 01:18  
Anonymous Anónimo dijo...

Looks nice! Awesome content. Good job guys.
»

9/6/06 19:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal